¿Qué significa el mito hoy?

¿Cuál es el sentido que los tienen los mitos en nuestra sociedad? ¿Cómo contribuyen a explicarnos a nosotros mismos, muchos siglos después de que nacieran de la fecunda imaginación de guionistas griegos? ¿Qué significan? ¿Qué vigencia tienen?

Me hacía estas preguntas mientras paseaba por Las Furias. De Tiziano a Ribera, una espléndida exposición temporal en el Museo del Prado. Es una muestra apabullante y abrumadora por el tamaño de los cuadros y el dramatismo de las imágenes, que reúne veintiocho cuadros en los que se plasman las personificaciones de los mitos de Tántalo, Ixión, Sísifo y Ticio, cuatro personajes condenados al Tártaro, en el Hades, el sombrío inframundo por el que vagaban las almas.

Ticio le devora el hígado un buitre por intentar violar a una amante de Zeus.Tántalo es castigado a pasar hambre eternamente por servir a su hijo como festín a los dioses. Sísifo tiene que subir, por los siglos de los siglos, una pesada piedra montaña arriba, condenado por haber delatado las infidelidades de Zeus. Ixión es castigado a dar vueltas eternamente en una rueda ardiente por querer seducir a Hera.

En España se conocieron como Furias a los cuatro personajes masculinos antes mencionados, cuando, en realidad, las Furias –también conocidas como los Euménides–  eran tres diosas relacionadas con la venganza y el castigo. Estas verdaderas furias serían las encargadas de torturar a los condenados. La confusión viene del encargo que María de Austria hizo a Tiziano, para representar la traición de los príncipes alemanes hacia su hermano Carlos V.  Luego, Felipe II colgó estos cuadros en una sala del Alcázar de Madrid, que pasó a denominarse Sala de las Furias.

Adicionalmente, aparecen representados en esta muestra otros mitos no directamente relacionados con las Furias,  Ícaro,  Faetón y Prometeo.

Los mitos, una definición

Muchos de estos mitos que ya fueron cuestionados –o vistos desde otras perspectivas- casi contemporáneamente a cuando fueron escritos. Han generado no pocas teorías e interpretaciones hasta nuestros días. Freud y Jung– quien definió el arquetipo, ligándolo al inconsciente colectivo– fueron, quizás, los últimos en recurrir a la mitología clásica para explicar sus teorías. Esto le permitió a Karen Armstrong, especialista en historia de las religiones, afirmar en Breve historia del mito (Salamandra,2005)

En el mundo premoderno, la mitología era indispensable. No sólo ayudaba a las personas a dar sentido a su vida, sino que también revelaba aspectos de la mente humana que de otro modo habrían sido inaccesibles.– Karen Armstrong

Carlos García Gual, Catedrático de Filología Griega en la Complutense, define en un artículo (El País, 24/11/2012) nos ofrece su propia definición de mito, que nos permite situarnos.

El mito es un relato memorable y tradicional que cuenta la actuación paradigmática de seres extraordinarios (dioses y héroes) en un tiempo prestigioso y lejano– Carlos Gª Gual

Joseph Campbell, uno de los mayores expertos mundiales en mitología, da un paso más allá que García Gual cuando afirma en El poder del mito (Salamandra, 1991)

Los mitos son historias de nuestra búsqueda de la verdad a través de los tiempos. Los necesitamos para que la vida signifique algo y podamos descubrir quienes somos– Joseph Campbell

Lo que estos dos expertos en mitología dejan claro es que un mito es un relato, son historias. La narración es inherente al mito. El mito es, pues, una manifestación, aunque arcaica, de storytelling.

Pero no nos engañemos, los seres humanos hemos sido siempre creadores de mitos. Es hoy muy habitual, sin embargo, calificar de “mitos” a futbolistas, cantantes y estrellas de la pantalla, incorporándolos a nuestro imaginario colectivo. Carlos García Gual, Catedrático de Filología Griega en la Complutense, define en un artículo (El País, 24/11/2012) de esta acepción contemporánea del término mito, que ˆ«apunta a lo irreal y se confunde con ‘lo falso’  y se usa para descalificar exageraciones, bulos, y creencias ajenas. En ese sentido, los ‘mitos’ son vanas ‘ilusiones’ de los otros».

Cada civilización tiene sus propios guionistas, porque tiene su propia narrativa. Hoy es la novela, el cine, los canales de vídeo, los comics y los videojuegos, y las redes sociales, los lugares donde se manifiesta el mito, renovado o recreado, o donde toman cuerpo otros nuevos.

 

 

Compartir es regalarShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Email this to someone
Tengo más de 25 años de experiencia en comunicación. Desde hace 5 años he convertido mi pasión en mi trabajo, el Storytelling. Ayudo a empresarios, emprendedores y profesionales a definir su Identidad descubriendo su historia. Soy Coach de Marca Personal. Me apasiona el jazz y soy un infatigable lector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *