ADN emprendedor: ¿existe el gen del emprendedor?

Los emprendedores tienen una función fundamental en la economía global. Al crear negocios nuevos, generan empleos, aumentan la actividad económica e impulsan la innovación.

A finales de los años noventa el siglo pasado, Jesús Encinar buscaba piso. Miraba hacia los balcones. Se detenía a preguntar a los porteros de las fincas. Anotaba los números de teléfono colocados en la puerta de las panaderías.

En sus viajes a Estados Unidos habían visto portales inmobiliarios americanos. Aquí en España, eso no se “había inventado” aún. No conocía el sector inmobiliario.  Tampoco  lo conocía su hermano Fernando. Juan había encontrado casa en Estados Unidos gracias a aquellos portales.

Mirábamos aquellas webs americanas con ojos de usuario. Tienes que solucionar el problema del usuariodice Jesús Encinar.

La historia que cuenta Encinar, me hace recordar que yo, por aquellas años, también buscaba cambiarme de casa.

Yo acudía a lo que entonces tenia a mi disposición, la web Segunda Mano. Pisos ordenados por zonas y por precios. Así, cuando quería ver uno de los pisos anunciados, me solía encontrar en la cola a las misma personas. Los que habíamos hecho la misma búsqueda. Nos saludábamos. Y nos mirábamos con recelo, porque no había amigos cuando se trataba de competir por quedarnos con uno de ellos. Poca oferta, mucha demanda y precios altos. Sin posibilidad de regateo.

Buscar piso era una aventura en aquellos años. Internet no era entonces lo que es hoy, el uso del teléfono móvil no estaba tan extendido ni por supuesto Internet estaba incorporado en el teléfono. Coincidí varias veces con una chica. Iba en una moto. Me contó que llamaba desde una cabina telefónica a su novio  y este le facilitaba las direcciones de refresco que iban apareciendo en Segunda Mano.

En las  cabezas de los hermanos Encinar, una idea iba tomando cuerpo. En el verano del año 2000 recopilaron los carteles de las panaderías, los de la farolas y los de los balcones. Y comenzaron a dar soluciones al problema que teníamos todos los que, en aquellos años, buscábamos piso. Centralizaron y organizaron en una web toda aquella información desperdigada.

En aquellos años, yo encontré piso. Y los hermanos Encinar encontraron un negocio: idealista, el portal inmobiliario líder en España. Los hermanos Encinar no sólo vieron la oportunidad, sino que supieron encontrar la manera de beneficiarse de ella. Yo solucioné mi problema, encontré piso. Ellos solucionaron el de miles de usuarios. Les ayudaron a encontrar piso.

Me surgieron dos preguntas: ¿Qué hace que una persona vea una oportunidad donde los demás sólo vemos un problema? ¿Hay un gen específico para el espíritu emprendedor?

ADN emprendedor, ¿existe gen del emprendedor?

Esta es la pregunta que se formuló la consultora Ernst& Young en 2011. Entrevistaron a casi setecientos emprendedores en todo el mundo.  No encontraron el gen del emprendedor. Estos son los cinco hallazgos claves.

1. Los líderes emprendedores se hacen, no nacen
2. Ser emprendedor pocas veces es una decisión de una sola vez

La mayoría de los encuestados eran «emprendedores en serie». Es decir, habían lanzado al menos dos compañías. Quien lanza más de un proyecto aprende valiosas lecciones sobre cómo hacer que un negocio nuevo sea más exitoso. Juan Encinar después de lanzar idealista.com, puso en marcha 11870.com, una red social que ha resultado ser otro negocio de éxito.

3. La financiación, la gente y los conocimientos son las principales barreras para que los emprendedores alcancen el éxito

El más común es la falta de financiación.

4. Los emprendedores comparten características en común

Los emprendedores generalmente muestran una combinación de comportamientos y actitudes. Una creencia de que los sucesos son el resultado directo de las acciones o comportamientos propios de una persona.

5. Las compañías tradicionales pueden aprender de los líderes emprendedores

Ofrecer incentivos a los trabajadores y alentar la innovación son buenos puntos de partida.

Mapa del ADN emprendedor, una visón del mundo

El trabajo realizado por la consultora Ernst& Young, permite elaborar un Mapa del ADN del emprendedor. En el corazón del Mapa aparecen dos conceptos antagónicos, aunque complementarios:

  • Por un lado, la actitud hacia el riesgo y el fracaso. El emprendedor está proponiendo cosas que antes no se hicieron o que se hicieron de manera diferente. Riesgo y tolerancia al fracaso son dos conceptos clave.
  • Por otro, la mentalidad oportunista. El emprendedor vive en permanente estado de alerta. Por eso ve oportunidades donde otros solo ven problemas.

 

Mapa del ADN emprendedor. Pulsa sobre la imagen para verla a mayor tamaño.

Del corazón del Mapa salen seis guías de acción que los emprendedores viven todos los días:

  1. Pasión
  2. Perseverancia
  3. Capacidad de trabajar con un equipo
  4. Seguir sus instintos, crear una “cultura de éxito”
  5. Olfato para encontrar nichos y brechas en el mercado
  6. Enfocarse en crear un ecosistema para sustentar su proyecto

Finalmente, el elemento medular del emprendedor es su manera de ver el mundo y su capacidad para actuar con base en esa visión.

 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Emprendedoras: un reto personal
El emprendedor camuflado

 

Juan Encinar relata esta historia en el encuentro Par de Ases, organizado por la revista Emprendedores, en el que dos emprendedores del éxito que cuentan su experiencia.

Compartir es regalarShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Email this to someone
Tengo más de 25 años de experiencia en comunicación. Desde hace 5 años he convertido mi pasión en mi trabajo, el Storytelling. Ayudo a empresarios, emprendedores y profesionales a definir su Identidad descubriendo su historia. Soy Coach de Marca Personal. Me apasiona el jazz y soy un infatigable lector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *