Inspiración. La llama que enciende el alma

Inspiración. La llama que enciende el alma es el quinto libro de Jesús Alcoba. Con este texto, este autor continúa construyendo un sólido proyecto intelectual, esbozado en Conquista tu sueño (Edaf, 2013). Paralelamente, Alcoba está configurándose como uno de los mejores divulgadores científicos españoles, y lo que es más importante: con voz propia. No es esta una cuestión baladí. Se escribe mucho en España sobre desarrollo personal (y profesional), pero –en general– se profundiza muy poco. Y se investiga menos.

“La inspiración es profundamente subjetiva. Lo que inspira a unos no tiene porque inspirar a otros. Cada uno tiene su propio itinerario vital”– Jesús Alcoba

INSPIRACIÓN. La llama que enciende el alma. Jesús Alcoba. Alianza Editorial, 2017

Este libro se sustenta en lo que Jesús Alcoba, psicólogo y director de la escuela de negocios La Salle, llama el triángulo de la inspiración que contiene lo que hoy se sabe acerca de esta “misteriosa vivencia”. Los tres lados de este triángulo son la ciencia, el testimonio y la historia. Estas tres fuentes aparecen entretejidas a lo largo de las páginas del libro.

De ellas Alcoba extrae dos primeras conclusiones:

  • La inspiración tiene una identidad propia. Es un fenómeno nítidamente identificable y diferente de otros conceptos parecidos. Conceptos tales como fluir, creatividad, intuición o el fenómeno de comprensión súbita que rodea a la solución de un problema (insight).
  • Sobre la inspiración disponemos hoy de un saber fragmentado e incipiente.

Y ello le lleva a proponer una definición (“o algo parecido”):

La inspiración es un estado emocional subjetivo, repentino y efímero, en el que de manera concentrada experimentados sentido, y tras el que, generalmente, nos vemos motivados a actuar. Jesús Alcoba

A la vista de esta definición, este fenómeno tiene siete características: súbito, efímero, trascendental, emocional, subjetivo, concentrado y motivador. Es por esto, sobre todo, “un estado”. Simplemente ocurre.

“La poesía viene de un lugar que nadie controla, que nadie conquista”– Leonard Cohen

La inspiración, la emoción de lo trascendental

¡Dichoso aquel del que se prendan las Musas! Dulce le brota la voz en la boca. ¡Salud hijas de Zeus! Otorgadme el hechizo de vuestro canto. Hesíodo. Teogonía

Los primitivos griegos conferían a la inspiración un origen divino. Eran los tiempos en lo que predominaba el mito (mythos, narración). Con la aparición de los primeros filósofos, el mito es derrotado por el logos, o sea la razón. Aquellos  filósofos fueron los primeros científicos. Se había iniciado la lucha de la naturaleza frente a lo sobrenatural, lo trascendente. Lo místico frente a lo que puede ser científicamente demostrado. Una discusión que se ha extendido a lo largo de la historia hasta nuestros días.

En este punto, acaso podría resumirse esta contienda en la pregunta: ¿existen las musas?

Haberlas haylas, piensan algunos de las personas entrevistadas por Jesús Alcoba. Otros, simplemente, creen que no. Y entremedias, el autor se refiere a la inspiración como un fenómeno espiritual, que “conecta con la búsqueda del sentido de nuestras vidas.”

Los testimonios los ha buscado el autor reuniendo a varios profesionales (13) de distintos ámbitos. No solo hay artistas, también personas ligadas al mundo de las organizaciones y el liderazgo. Son profesionales (se citan al final de esta reseña) de diferentes edades y contextos.

La inspiración y el propósito

Como ya sugiriera Lope de Vega, Jesús Alcoba ha pasado de las “musas al teatro”. O sea, que se ha puesto manos a la obra.

La inspiración es un fenómeno difícil de investigar. Por esta razón ha pasado desapercibido como objeto de estudio científico. El primer trabajo que cita Jesús Alcoba es de 2003. En los escasos ensayos de laboratorio realizados (muy curiosos en su desarrollo)  hay, sin embargo, sorprendentes confluencias. Por tanto, la inspiración aparece ligada a la trascendencia, la motivación, la evocación, el bienestar, y el propósito de vida. Estaría relacionada, en consecuencia, con el logro de nuestros objetivos vitales.

¿De dónde proviene la capacidad de alumbrar lo diferente, lo original, lo nuevo: la capacidad de crear?

Los entrevistados: inspirados que inspiran

Jesús Alcoba bromea con el elevado volumen de frases inspiradoras que, últimamente, se adjudican (equivocadamente o no) a Steve Jobs y a Albert Einstein. Citas que compiten en libros de desarrollo personal, o que salpican diariamente las redes sociales. Y me permito añadir que, no hace mucho tiempo, ocurría lo mismo con Winston Churchill y Óscar Wilde.

En consecuencia, Jesús Alcoba abre con Inspiración el abanico de frases inspiradoras, entre otras, las que ofrecen sus entrevistados.

Diseñadores: Alberto Corazón (Los momentos de inspiración son fragmentos de vida detenida). Oyer Corazón, diseñador estratégico (La inspiración es una epifanía). José Sánchez, diseñador industrial (Intentar capturar la inspiración es como intentar no olvidar un sueño).

Artistas: Belén Martí, bailarina (La inspiración es la emoción de conectar con la identidad verdadera de uno mismo). Clara Sanchís, actriz ( Cuando te inspiras lo que haces es permitir la sorpresa).Tatiana Restrepo, pintora (La inspiración es puro sentimiento). Luisgé Martin, escritor (La creatividad se puede aprender, la inspiración no).

Empresarios y directivos: Carlota Mateos, fundadora de Rusticae (La inspiración es aquello que tiene la capacidad de generar armonía en el ámbito de las personas y del planeta ). Juan Fernández-Aceytuno, ingeniero y escritor de haikus (La creatividad es un oficio al servicio de la inspiración). Luis Ezcurra, directivo (El discurso inspirador es la manifestación del líder inspirador ). Nati Rodríguez, emprendedora y creadora (No sé bien cómo ocurre ese momento, pero de repente ya sé por dónde tengo que ir). Pilar Jericó, escritora y coach (El progreso del ser humano se debe a la inspiración. La inspiración está en manos de todos. No es algo reservado a los genios). Ramón Cabezas, escritor y empresario (A las inspiraciones hay que ponerles nombres).

De las musas a los musis

Inspiración es un libro de lectura ágil y muy amena. Está ilustrado con unas figuritas que Alcoba llama los musis. Dibujos vagamente inspirados en los personajes de Giacometti, cuya cabeza recuerda a los ídolos de la Isla de Pascua. Como es habitual en los textos de este autor se ofrece una amplia e inspiradora bibliografía.

El prólogo está escrito al alimón por la chef María Marte (Mi inspiración tiene que ver con mi procedencia, con cómo veía las cosas de pequeña) y Luisa Orlando, Socia-Directora del Grupo Allard

En conclusión, un texto muy recomendable por su originalidad. Es el primer libro del siglo– escribe Alcoba– que explica qué es la inspiración. Para encontrar otro volumen monográfico hay que remontarse a An Anatomy of Inspiration, de Rosamond Harding, publicado en 1940.

Foto 2: Esquina de Zamkowa con Kanonicka, Kalisz, Polonia. Rodrigo Martínez-del Rey

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Inspiritismo, la creatividad como actitud
Shackleton y la marca personal
El poder de la inspiración

Aprendiendo de los mejores

aprendiendo-mejores-desarrollo-personal

APRENDIENDO DE LOS MEJORES. Francisco Alcaide. Alienta Editorial. 2013

Tu mayor activo es tu capacidad de aprender. Francisco Alcaide

Aprendiendo de los mejores, es una colección de perlas sobre desarrollo personal, liderazgo y emprendimiento, de cincuenta líderes en sus profesiones. Un exhaustivo trabajo de recopilación que ha realizado Francisco Alcaide, un reputado experto en Recursos Humanos.

En la introducción de Aprendiendo de los mejores, dice su autor, que “tu mejor inversión es la que haces en ti mismo y que tu mayor activo es tu capacidad de aprender”.

Hay mucha información disponible. El problema es tenerla a mano cuando se necesita. Francisco Alcaide ha recopilado– en un trabajo exhaustivo–  frases y pensamientos de personajes de referencia. Personajes inspiradores para todo aquel que quiera acercarse a ellos y a su filosofía de vida.

Uno de los grandes enemigos del crecimiento personal es de quien estamos rodeados. En consecuencia,  ¿con quién aprender mejor que con los mejores? Empresarios, coaches, conferenciantes, expertos en marketing, directivos pensadores del management o líderes espirituales.

Personajes de referencia

Por las páginas de Aprendiendo de los mejores desfilan, en primer lugar, personajes tan dispares como Amancio Ortega (el único español de la lista), Tony Robbins, Bill Gates, Richard Branson, el Dalai Lama, Osho, Teresa de Calcuta, Dale Carnegie, Nelson Mandela, Guy Kawasaki, Louise Hay, Tom Peters, Steve Jobs. Y así hasta cincuenta, de los que Francisco Alcaide nos ofrece prácticamente medio millar de sus reflexiones.

De manera menos profunda se analizan los idearios de otra veintena de personajes, que hubieran dado por ellos mismos para otro libro: Edward de Bono, Daniel Goleman, Eckart Tolle y Walt Disney, entre otros.

Las reflexiones de los cincuenta elegidos giran en torno a cinco temas:

1.Desarrollo personal/ 2. Espiritualidad, en el sentido de aquello que nos conecta con la vida/ 3. Libertad financiera/ 4.Emprendimiento/ 5.Liderazgo.

aprendiendo-portadaEste no es un libro para bebérselo de un solo trago. Es, además, un libro de consulta. Un libro inspirador. Para tenerlo siempre a mano. Quién sabe cuando podemos necesitarlo. En Aprendiendo de los mejores, cuyo subtítulo es “tu desarrollo personal es tu destino”, puede hallarse la fuerza necesaria para dar el primer paso. La idea que nos desbloquea en un proceso de crisis personal o la  solución a alguno de nuestras dudas.

Hay, finalmente, en este libro que te recomiendo algo muy interesante. El hecho de reunir a tan variados personajes con diferentes modos de entender la vida, va a poner en cuestionamiento muchas de tus creencias.

Tus límites son los límites de tus creencias

En las páginas finales, el libro ofrece trescientos aforismos, a modo de pensamiento diario, para tu desarrollo personal y profesional.

 

La sorprendente verdad del provocativo Daniel Pink

Si el ingenioso escritor británico G.K. Chesterton escribiera hoy Herejes  (1905), en él incluiría al pensador norteamericano Daniel H. Pink. Lo haría porque los libros de Pink son desafiantes y sus ideas provocadoras.

Hereje: persona que disiente o se aparta de la línea oficial de opinión seguida por una institución, una organización, una academia, etc. Diccionario Real Academia Española

Esta definición le viene al pelo a Daniel Pink, un “hereje” en toda regla.

LOS DESAFÍOS

Al poco tiempo de abandonar la Casa Blanca, donde trabajó como redactor jefe de los discursos de Al Gore -entre 1995 y 1997-, comenzó el desafío de Pink. “En la Casa Blanca realicé mi último auténtico trabajo”, bromea desde su página web. Desde entonces “he trabajado como agente libre, para mí mismo”.

Este planteamiento le lleva a publicar Una nación de agentes libres: el futuro de trabajar para uno mismo (2001). Y nosotros, aquí en España, discutiendo que si las desgravaciones, que si las subvenciones (esa arma de doble filo), en lugar de ir a la raíz, que no es otra que el mundo avanza en esa dirección. Las facilidades que tienen los norteamericanos para trabajar de esta manera están en las antípodas de las existentes en España. Muy cierto. Por eso, ellos avanzan y nosotros nos arrastramos.

La provocación de este pensador – de quien me manifiesto fiel seguidor– continuó, publicando en formato de comic manga, la historia de un joven y atribulado oficinista, Las aventuras de Johnny Bunko (Empresa Activa, 2008). Un texto entre la literatura empresarial y el crecimiento personal, donde Pink muestra su capacidad como contador de historias. Todos sus textos contienen historias ricas y emocionantes, que hacen que sus planteamientos resulten más creíbles, más humanos.

La palabra humano, precisamente, figura en el título del último libro de Pink publicado en España, Vender es humano, donde mezcla encuestas realizadas por él mismo, estudios de diversos campos de las ciencias sociales e interesantes historias de vendedores.

El subtítulo de Vender es humano (Gestión 2000, 2013) es  “la sorprendente verdad sobre cómo convencer a los demás”, nos remite al que quizá sea el título más emblemático y provocador de este pensador americano: La sorprendente verdad sobre qué nos motiva (Gestión 2000, 2013). 

motivacion-interior

LA MOTIVACIÓN INTRÍNSECA

Dan Pink comienza su charla en TED sobre motivación, una de las más vistas en la historia de ésta red de conocimiento, confesándose: “Hace 20 años hice algo que lamento, algo de lo que no estoy particularmente orgulloso me matriculé en la Escuela de Derecho. No me fue muy bien. Ni un día he ejercido el derecho”. Y como si un abogado americano de los que hemos vistos en miles de películas, realiza su alegato: Hay una discrepancia entre lo que lo que la ciencia sabe y las empresas practican.

Los planteamientos sobre talento y remuneraciones se basan en ideas anticuadas. Este es el argumento de su libro millonario en ventas: La sorprendente verdad sobre qué nos motiva. Basándose en los experimentos que el psicólogo del comportamiento Harry Harlow realizó en los años 50, Pink desactiva el discurso convencional acerca de la motivación humana. Es un enfoque basado en la motivación intrínseca: las cosas se hacen porque nos gustan basado en hacer, porque forman parte de algo importante.

Si queremos salir de este colapso económico, la solución no es hacer más las cosas de manera errónea. Ya no vale la política del palo y la zanahoria. Daniel H. Pink

Tres son las claves de esta motivación interna:

  • La autonomía entendida como la capacidad para dirigirse uno mismo
  • La maestría referida al dominio de la disciplina hacia la que se muestra vocación
  • El propósito; o sea, la misión, visión y valores, y el sentido de trascendencia.

FRACASAR A LO GRANDE

No es tan utópico como pudiera pensarse. “Tengo pruebas”, afirma. Y cuenta la experiencia del fracaso de la Enciclopedia Encarta, promovida por Windows. Para llevarla a cabo, se contrataron a los mejores, con un presupuesto millonario. En diez años, el proyecto se vino abajo ante el imparable ascenso de la Wikipedia, confeccionada enteramente por voluntarios.

“Herejía ya no solo significa estar equivocado: prácticamente ha pasado a significar tener la mente despejada y ser valiente”, decía Chesterton en el referido ensayo. Y añade, acerca la importancia de la ortodoxia, en el capítulo capitulo final de Herejes (publicado en 1905, el mismo año en que Einstein formula su Teoría de la Relatividad): “si existe eso que se llama crecimiento mental, ha de implicar el desarrollo de unas convicciones cada vez más definidas, de cada vez más dogmas.”

A lo que Daniel H. Pink contestaría recordando una de las seis lecciones que para tener éxito necesita aprender el atribulado Johnny Bunko:

Comete errores excelentes, errores espectaculares

Pink coincide aquí con Miguel Albero, autor de Instrucciones para fracasar mejor. Si fracasas, hazlo a lo grande.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Reformula, cambia tu perspectiva
Inspiritismo, la creatividad como actitud