3 libros sobre creatividad. Cómo potenciar tu creatividad

Escritos entre 2014 y 2016, te presento hoy 3 libros sobre creatividad.

Con 3 diferentes enfoques, ya que sus autores provienen de 3 sectores muy diferentes: Luis Bassat (creador de cientos de campañas publicitarias), Fernando Trías de Bes (escritor y economista) y Joaquín Monzó (consultor de empresas).

Los 3, sin embargo, coinciden en que:

  1. Todos somos creativos y en que la creatividad es inherente a todos los seres humanos.
  2. La creatividad es una actitud. Es una opción personal.

Igualmente, estos 3 autores dan su visión sobre los frenos o barreras que hacen que esa innata condición se vea interferida o anulada. Coinciden en dos:

  1. El miedo a equivocarse (miedo al error, miedo al fracaso)
  2. La natural aversión al riesgo que tenemos los humanos.

La creatividad como actitud

LA RECONQUISTA DE LA CREATIVIDAD, Fernando Trías de Bes, Conecta, 2014.      

Este libro busca la sencillez y la simplicidad. Esto no quita para que sea un texto riguroso y bien documentado. Aborda la creatividad en general.

3-libros-trias-debes-creatividad

Considera su autor que la creatividad requiere esfuerzo y dedicación. Entiende también Trías de Bes que nuestra capacidad creativa no supone necesariamente tener que aprender o desarrollar nuevas capacidades. Basta con las que ya tenemos, si la persona posee un mínimo de formación educativa.

La creatividad está rodeada de mitos y falsas creencias. Fernando Trías de Bes

La reconquista de la creatividad está dividida en dos partes, estructuradas en capítulos cortos, escritos con un lenguaje claro y directo. El Capítulo 7, titulado “Algunas cuestiones prácticas”, ofrece muy interesantes reflexiones sobre la motivación, el entorno cultural, calidad frente a cantidad y el lugar y el momento para las ideas.

La primera parte está dedicada a demostrar que todos tenemos un potencial creativo que podemos desarrollar. La segunda se ocupa de cómo podemos recuperar nuestra creatividad innata y perdida.

En las páginas finales del libro se ofrece una Tabla resumen muy interesante, muy práctica y clara, sobre  estrategias y recursos para convertir los inhibidores de la creatividad (los frenos), en potenciadores.

Todos somos creativos

LA CREATIVIDAD, Luis Bassat, Conecta, 2014.

Luis Bassat es el gran nombre de la publicidad en España. De su agencia salieron frases como “No lo abandones. Él nunca lo haría” o “Mezclar alcohol y gasolina mata”. Es inolvidable la ceremonia de inauguración del los JJOO de Barcelona´92, de la que su agencia fue corresponsable.

3-libros-bassat-creatividad

Este texto de Luis Bassat no es dogmático, porque “no hay una sola manera de ser creativo.”

En los primeros capítulos, se hace una “brevísima” historia de las creatividad, sus definiciones y el proceso y las técnicas de la creatividad.

El resto, más de la mitad del libro, está dedicado a relatar las experiencias de Bassat , tras una vida dedicada a la creatividad. Resulta particularmente didáctico el capítulo dedicado a “Los caminos creativos de la publicidad”. Lo preside una idea: hay caminos básicos, que combinados, conducen a infinidad de soluciones.

Afortunadamente, la creatividad no es patrimonio exclusivo de ninguna profesión y es la esencia de muchas de ellas. Luis Bassat

Para resolver un problema aconseja hacerse cuatro buenas preguntas.

  1. Cuál es el problema. Lo más difícil.
  2. Cuáles son sus causas. Hay que enumerarlas todas.
  3. Cuáles son las posible soluciones. Pon imaginación.
  4. Cuál es la mejor solución. Asume el riesgo.

Una vida en lucha contra el conformismo, la apatía y la ignorancia, tres conceptos que frenan la creatividad. Eso y que nos den las cosas demasiado hechas: “Ahora los que derrochan imaginación son los creadores de los juegos de ordenador, no los niños que juegan con ellos. No me gusta la imaginación creada. Prefiero crear la imaginación.”

En un momento de este libro, Luis Bassat afirma haber visto, más de cien mil anuncios publicitarios. Siempre lo hizo con papel y lápiz. En este enlace está su página web. ¿Qué te impide visitarla con papel y lápiz?

Entrenar la  creatividad

EL GIMNASIO DE LA CREATIVIDAD. EL MÉTODO DE LAS 5 RUTINAS, Joaquín Monzó Sánchez, Plataforma Editorial, 2016.

Este libro está construido sobre dos premisas.

  1. La creatividad comienza por la actitud. Quiero tener ideas o no? Ideas tenemos, pero muchas veces es cuestión de querer tenerlas, no de justificarnos.
  2. Cuando no encontramos la solución que buscamos, se apodera de nosotros la sensación de que nos falta la idea, y eso nos lleva al bloqueo. De diverso tipo: emocionales, sociales o culturales, o nuestra incapacidad para cambiar las respuestas habituales, “no me siento capaz”, “no tengo tiempo”…

La solución, según Joaquín Monzó, es despertar y provocar el entrenamiento del pensamiento lateral (concepto desarrollado a finales de los años 60 por el psicólogo de la Universidad de Oxford, Edward de Bono).

Hay que trabajar la creatividad como una habilidad, igual que cuando empezamos a caminar. Joaquín Monzó

Para ello ha ideado el “método de las cinco rutinas”. 

En este libro se ofrecen varias actividades y muchos ejercicios que buscan convertir nuestra creatividad innata (y olvidada) en un hábito. El autor lo asimila a un entrenamiento, como si fuéramos al gimnasio. Material necesario: un cuaderno que puedas llevar contigo y un lápiz o un bolígrafo.

Este libro contiene permanentes llamadas a la acción, porque lo más importante es poner en práctica lo aprendido.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Inspiritismo, Diana Orero

Foto 1: Fundación Telefónica.

 

Leer es vivir. Cómo y qué leer es cosa tuya

Leer nos diferencia del resto de seres. Nos hace libres y humanos. Leer es volar sin temor a que nuestra alas se derritan. Leer es vivir.

Qúe leer y cómo hacerlo es ya una cuestión que depende de cada uno de nosotros.

¿El fin del libro como lo conocemos?

La primera reseña bibliográfica que redacté, fue la biografía de Steve Jobs, escrita por Walter Isaacson. Utilicé la versión digital del texto. Trabajar con este formato me permitió pasar páginas con mi dedo , acceder a páginas previamente marcadas, encontrar textos subrayados, resaltadas por colores, o encontrar palabras claves utilizando la herramienta “buscar”. Excepto esta última función, lo demás podía haberlo hecho en el formato tradicional,  con quinientos años de vida.

Después de realizar muchas reseñas más, reconozco que utilizar las versiones versiones digitales me facilita muchísimo el trabajo.

¿Supone esta afirmación que estoy defendiendo los formatos digitales frente al libro tradicional? Simplemente, no.

Aún a riesgo de parecer un sofista, defender la continuidad del libro tradicional frente a los nuevos formatos digitales, me parece más la expresión de mi ardoroso deseo romántico que una cuestión práctica. Si defiendo el libro tradicional sobre los digitales, tengo que defender igualmente el correo postal, la máquina de escribir, y los teléfonos de bakelita frente a los teléfonos inteligentes. Los más jóvenes solo han visto este tipo de teléfono en las películas.

Así era el primer teléfono que tengo en mi memoria. Estaba en el despacho de mi abuelo. El número era de tres dígitos. Recuerdo que pesaba mucho.

Estanterías virtuales o estanterías físicas

Los libros que conocemos hoy son los que se vienen editando desde la invención de la imprenta. Pero  también libros en formato digital. A la velocidad a la que se producen los cambios tecnológicos y las modificaciones de nuestros hábitos, hasta este libro electrónico, puede quedarse anticuado en pocos años. ¿Quién pensaba hace diez años en que estaríamos literalmente pegados a un teléfono inteligente? En el último estudio de IAB Spain, publicado el 30 de septiembre pasado, se afirma que:

El Smartphone es ya el principal dispositivo de acceso a internet (85% a diario) en detrimento del PC (67%) o la tablet (45%)

Una de mis aficiones es recorrer librerías de lance, sintiendo el olor acre y el tacto de los libros añejos. Me gusta perderme entre abarrotados anaqueles, mientras mi corazón se acelera ante la posibilidad de encontrar un tesoro, largamente buscado.

No puedo sustraerme tampoco a ciertos libros publicados por pequeñas editoriales. Publican verdaderas exquisiteces, con un tacto en sus portadas casi sensual,  bellísimos cuerpos de letra e ilustraciones evocadoras.

En mi biblioteca particular conservo, entre otras herencias paternas, una hermosa edición El criterio de Balmes que tiene más de cien años. La química del papel y de las tintas, amarillean sus páginas, amenazando la vida de este ejemplar que reposa en una estantería de madera. En una estantería virtual, tengo otra joya: la primera edición de la Constitución de 1812, perfectamente digitalizada.

¿Cómo leer?

Elegir un formato u otro hoy, me remite a aquella pregunta que solían hacernos nuestras abuelas: ¿a quién quieres más, a mamá o a papá? Estimo que, como lector, plantear la discusión libro tradicional o libro electrónico es tan estéril como tener que elegir entre papá y mamá. ¿Por qué elegir la manera de leer? ¿Por qué elegir entre formato u otro?

Soy socio de las Bibliotecas Públicas de Madrid. Me prestan libros que toco con mis manos. Dispongo desde noviembre de 2014, además, de la aplicación eBiblio de la Comunidad de Madrid, que me permite leer libros en mi ordenador. Ahora estoy leyendo en esta aplicación, Atrapados, cómo las máquinas se apoderan de nuestras vidas, de Nicolas Carr. Aunque, en mi opinión, le sobran páginas, me permito recomendar la lectura de este libro. Y el anterior de este autor, Superficiales, qué está haciendo Internet con nuestras mentes. También le sobran páginas. Carr defiende ideas que le han valido el calificativo de “tecno-escéptico”,  y generado no pocas polémicas.

Dos opiniones como botón de nuestra;  una en las antípodas de la otra.  La de Enrique Dans, titulada No, Nick, no hemos llegado aún. Y la del premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, expuesta en el articulo: Más información, menos conocimiento.

Dos maneras de entender una misma cosa. Así dice la vieja copla popular: “contigo porque me matas/ sin ti, porque yo me muero...”

Elegir es renunciar. ¿Por qué no disfrutar de las ventajas y emociones que ofrece uno y otro? Tomo el camino de en medio.

Leer es, para mí, lo único importante. Leer es vivir.

 

Shackleton y la marca personal

LA BRÚJULA DE SHACKLETON, ENSEÑANZAS DE UN EXPLORADOR POLAR SOBRE EL ÉXTO PERSONAL. Jesús Alcoba González, Alianza Editorial, 2014.

Marca Personal  y liderazgo constituyen el alma del libro La brújula de Shackleton.  Jesús Alcoba González, toma la epopeya del explorador polar como metáfora para enunciar las cualidades del éxito personal.  No es menos cierto que este explorador victoriano no podría haber culminado su viaje sin la determinación que subyace en toda Marca Personal vigorosa.

La brújula de Shackleton es un texto muy bien documentado en la definición del liderazgo, entendido este como liderazgo interior:

No se puede ser líder sin antes liderarse a sí mismo

Es también una interesante aportación para entender la construcción de la Marca Personal.  Este no es un libro sobre marca, sino que muestra como una  Marca Personal poderosa se cimenta en las historias que nos contamos a nosotros mismos y en una correcta definición de nuestra identidad.

Tras la huella de Shackleton

Para el gran público, Ernest Shackleton, uno de los últimos exploradores, es casi un desconocido. Su figura es reconocida y su liderazgo estudiado en universidades y escuelas de negocios, y es puesto como ejemplo en múltiples ámbitos de la vida, sea profesional, empresarial o aventurera.

No solo los exploradores o los directivos son los únicos que pueden aprender de Shackleton.  También cualquiera que esté en proceso de construcción de su Marca Personal y a la búsqueda de su singularidad.

Este libro  aúna las enseñanzas prácticas con el relato de la epopeya de este simpar explorador. El texto se lee como si de una novela de aventuras se tratara. Que mayor aventura puede haber que definir nuestra estrategia vital, reinventarnos y descubrir nuestra auténtica singularidad.

marca-personal- shackleton

 

La brújula de Shackleton  es un libro muy bien editado y con evocadoras imágenes en blanco y negro. Comienza con un resumen de la expedición más increíble de todos los tiempos.

En cada capítulo – no están numerados, sino que se denominan por diferentes posiciones de la brújula- se narran fragmentos de la expedición y se describen las ocho habilidades que, a juicio de Jesús Alcoba, resumen el éxito. Al final de cada uno de ellos se ofrecen una serie de ejercicios para que el lector ponga en práctica lo que ha aprendido.

Ocho cualidades imprescindibles para el éxito

En opinión de Jesús Alcoba, uno de los mayores expertos mundiales sobre Shackleton, director de la escuela de negocios La Salle y coach, ocho cualidades definen el éxito. Este conjunto de cualidades constituyen también, en mi opinión, ocho maneras de proceder para quien esté en proceso de construcción de su Marca Personal.

  • Rumbo. La dirección que marquemos al viaje de nuestra vida, está directamente con las posibilidades de éxito.
  • Regeneración. Nuestro viaje tiene altibajos, obstáculos a superar e impactos que encajar. La regeneración está relacionada con nuestra capacidad de resiliencia.
  • Enfoque. Concentración en nuestros objetivos, en disponer de una estrategia vital y en la búsqueda de nuestra singularidad.
  • Dureza. Autocontrol y fuerza de voluntad, el gobierno sobre nosotros mismos para obligarnos a hacer algo.
  • Constancia. La consecución de metas a largo plazo, gracias a nuestros hábitos, a pequeños pasos y a pequeños esfuerzos diarios: un movimiento constante que tiene recompensa final.
  • Energía. Establecer un balance, un adecuado equilibrio entre las cuatro fuentes de energía necesarias para nuestra vida: mental, emocional, física y espiritual, supone progresar o quedarse estancado.
  • Mentalidad. Una buena gestión de nuestros estados emocionales, marca el camino hacia el éxito. Mentalidad conformista o mentalidad de crecimiento, basada en la práctica y el esfuerzo.
  • Conexión. La personas que comparten la vida con nosotros son una parte imprescindible de nuestro éxito.

Éxito y fracaso

Shackleton pensaba que la línea que separa el éxito del fracaso es muy delgada. Esta manera de pensar del explorador es en España  muy poco frecuente. Aquí  el fracaso estigmatiza a quien lo sufre. Tachar a alguien de fracasado es colgarle del cuello una pesada losa. Ojalá que la lectura de la epopeya de uno de los últimos exploradores y las lecciones que pueden extraerse de ella, sirvan para cambiar esta mentalidad.

No se contenta Jesús Alcoba con ofrecer una mera descripción de estas ocho habilidades, sino que las documenta científicamente. La bibliografía aportada es una bocanada de aire fresco en el panorama literario español de libros de desarrollo personal y de autoayuda, donde lo que prima es una sospechosa uniformidad a la hora de citar  literatura consultada. La que se propone en este volumen, abrirá interesantes rutas al lector para que realice su propia exploración.

La brújula de Shackleton fue primer finalista en los Premios Know Square Mejor Libro de Empresa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Héroes cotidianos: vencer a la sombra