Lenguaje corporal no verbal: el poder de la presencia

lenguaje-corporal-no-verbal-poder-presencia

El lenguaje corporal ejerce una especial fascinación en la psicóloga social Amy Cuddy . Lo demostró con creces en su charla TED de 2012, en Edimburgo. Es la segunda charla más vista en el mundo. Con el libro El poder de la presencia  viene a refrendar aquel éxito.

AMY CUDDY, El poder de la presencia, Ediciones URANO, 2016

La presencia es el estado de ser conscientes de nuestros verdaderos pensamientos, sentimientos, valores y potencial, y ser capaces de expresarlos sintiéndonos a gusto […] Cuando nos sentimos presentes, nuestras palabras, expresiones faciales, posturas y movimientos están en armonía. Se sincronizan y centran (Amy Cuddy)

La enorme cantidad de interacciones que Amy Cuddy tuvo de personas de todo el mundo tras esa charla, la llevó a escribir El poder de la presencia. Muchos de esos correos y cartas aparecen recogidos en este libro. En él demuestra científicamente todo lo que condensó en aquellos emocionantes 21 minutos ante un público enfervorecido.

El poder de la presencia es un texto muy documentado. Prueba de ello son las más de 300 notas al pie que suponen casi otros tantos estudios científicos (se incluyen los de dos universidades españolas) que aseveran sus afirmaciones. la autora relata, además, muchas historias (incluso la suya propia) y ofrece entrevistas con artistas. Destaca especialmente la conversación con la actriz Julianne Moore.

Este libro no es un manual para interpretar el lenguaje corporal. Es una explicación de cómo nos comportamos y por qué. Pero sobre todo, y esto es lo mejor, qué podemos hacer para conseguir estar presentes cuando más lo necesitemos. ¡Y en solo dos minutos!

Lenguaje corporal no verbal

El poder de la presencia trata de responder básicamente a tres preguntas. La primera es: ¿nuestro lenguaje corporal no verbal define lo que pensamos y sentimos sobre nosotros mismos? Y la segunda: ¿es posible que nuestro cuerpo haga cambiar nuestra mente? No desvelo ningún misterio al decir que la respuesta a las dos preguntas es sí. Esta afirmación conduce a la tercera pregunta: ¿puede esto cambiarnos significativamente? De nuevo la respuesta es sí.

El cuerpo influye en la mente. La mente afecta al comportamiento. Y el comportamiento puede alterar los resultados. Por ejemplo, los resultados de una entrevista de trabajo, de una cita importante, de una reunión, de un momento particularmente estresante. Solo hay que hacer unos sencillos ejercicios, para estar presentes. Adoptar posturas, cambiar gestos. La presencia nos da el poder para estar la altura en esos momentos.

Además, la presencia no es un estado constante. No es una cuestión de todo o nada. Es de lo más normal perderla. Por eso es necesario aprender a estar presentes.

En el capítulo noveno se definen cuales son esas posturas para mantenerse presente. Este capítulo complementa al sexto, titulado «Encorvar la espalda, unir las yemas de los dedos y el lenguaje corporal».

Cambios paulatinos. Pasos de bebé

Con sencillos pasos se irán produciendo en nosotros grandes cambios. Lo que Amy Cuddy, profesora en la Escuela de Negocios de Harvard, define como «prepararse adoptando una postura de poder».

A estos cambios está dedicado enteramente el capítulo décimo del libro. Con un título tan sugestivo como interesante es su contenido. «Un pequeño empujón: el impulso que acaba creando grandes cambios». Cambios paulatinos, pasos de bebé, como los llama Amy Cuddy. Empujones hasta ser la mejor versión de ti. A cada empujón nos sentimos más satisfechos, más poderosos, más presentes. Y solamente cambiando nuestro lenguaje corporal, para ser auténticos.

La presencia es una cualidad que viene de creer y confiar en ti, en tus sentimientos auténticos y sinceros, en tus valores y tus aptitudes (Amy Cuddy)

Tecnología y presencia

¿Cuántas veces ante una entrevista de trabajo o en la sala de espera para entrar a una reunión nos encorvamos mirando nuestro dispositivo móvil?

La tecnología no nos ayuda a estar presentes, al contrario. Los estudios que Amy Cuddy ha realizado confirman que cuanto más tiempo pasamos en posturas encogidas e introvertidas, más sin poder nos sentimos. Cuddy llama a esto la «iPostura».

lenguaje-corporal-no-verbal-poder-presencia-portada

En consecuencia, cuantos más pequeños son los aparatos, incluso durante cortos espacios de tiempo, más contraemos el cuerpo para usarlos. Ese encorvamiento puede reducir nuestra asertividad y minar nuestra productividad y eficiencia. Amén de los dolores de cuello o espalda que pueda ocasionarnos.

El consejo de Amy Cuddy es abandonar el dispositivo y adoptar posturas de poder en los lavabos o en el hueco de la escalera. Y si no es posible, visualizar posturas poderosas. Tu cuerpo está en tu cabeza.

Y una moraleja final, si se me permite.

Céntrate menos en la impresión que das y más en la impresión que te llevas de ti (Amy Cuddy)

Lo segundo condiciona lo primero. No al revés. Leyendo este ameno, documentado e interesante libro entenderás perfectamente el porqué de esta afirmación.

Storytelling, el irresistible poder de las historias

Nuestro cerebro es un gran consumidor de historias. Pero no solamente. También las crea. No hay cosa que más valore y necesite nuestro cerebro que una buena historia.

El cerebro es un órgano que crea mitos y los consume. Juan Luis Arsuaga, paleontólogo

Esto no ha variado desde hace millones de años, entonces eran los chamanes quienes trasmitían sus historias en torno a una hoguera. La tribu era entonces muy reducida. Hoy, con la irrupción de las nuevas tecnologías, la audiencia se ha hecho planetaria y más participativa. Sin embargo, a pesar de que haya multitud de canales diferentes, no hay que olvidar que lo importante sigue siendo la historia y emocionar con ella.

Javier Olivares, cocreador de la serie El Ministerio del Tiempo de TVE, en el 9º Foro de Innovación Audiovisual El Ministerio Transmedia, en el Espacio Fundación Telefónica, dijo: «Podemos cambiar los formatos, el tamaño de la pantalla, pero la historia seguirá siendo siempre lo importante. No nos podemos olvidar de la narrativa, ni de la sociedad, ni del ser humano. Todo lo que nos ocurre emocionalmente, lo siguen definiendo Cervantes y Shakespeare».

El Ministerio del Tiempo saltó desde las pantallas de TV a diferentes medios y plataformas.  Siguió los caminos del llamado Storytelling Transmedia.

Si comenzamos a leer, por ejemplo, Madame Bovary, no podemos dejar de hacerlo, queremos conocer el final. Aún sabiendo que es pura ficción. Madame Bovary no existió, ni Don Quijote, ni los vampiros de Crepúsculo. Tampoco existe ese detective de novela al que seguimos libro a libro, ni los personajes de nuestra serie favorita de televisión.

irresistreble-poder-historias-storytelling
Nuestro cerebro es un gran consumidor de historias

Una de las fans de la serie, después de vivir la experiencia de la realidad virtual, afirmaba en el Foro: «Sentirme dentro es muy emocionante y divertido. Algo que forma parte de mi vida y, de pronto, estoy dentro. Es superemotivo formar parte del mundo que admiras».

Sentimos vértigo cuando James Bond cuelga de un rascacielos. Sentimos como propia la angustia que invade a Indiana Jones en una cueva. Basta con ver el rostro del arqueólogo, o escuchar como sube la intensidad de la música. Nuestro cerebro crea un relato que rellena las lagunas.

Nuestros cerebros no diferencian entre una persona en apuros en una imagen animada y una persona en apuros frente a nosotros. Ambas nos parecen reales. Esa es la razón de que podamos conmovernos con las grandes películas o las grandes novelas. Y más profunda es esa sensación cuanto más lectores y espectadores se identifiquen con ella.

Según Paul Zak, economista y neurólogo, la liberación de oxitocina en nuestro cerebro es la señal clave para que el acercamiento a otra persona se produzca.

Liberamos oxitocina cuando confiamos en alguien o ese alguien nos muestra un acto de bondad. Zak lleva más de una década investigando sobre la oxitocina, a la que denominó, en su traducción española,  como la molécula de la felicidad.

Cuando quieras motivar, persuadir o recordar, comienza por contar una historia sobre la lucha humana o sobre los valores. Así capturarás los cerebros de la gente, atrayendo primero sus corazones.

Contar nuestras historias

Además de estar contándonos historias todo el tiempo, nos interesan las historias de los otros. Así es como interactuamos los seres humanos.

Cuando encontramos el valor de contar nuestra historia, todo cambia. Porque en el momento mismo en el que la vida se convierte en relato, la obscuridad se hace luz, y la luz nos indica un camino. Ferzan Özpetek, director de la película Harem Suare.

storytelling-poder-historias
Las historias nos acompañan toda la vida

Todo en nuestras vidas se mueve por historias. Lo que más deseamos es que nos cuenten una buena historia. Pero, a la vez, deseamos contar la nuestra. Tenemos una necesidad irresistible de hacerlo. Muchas veces no sabemos a quien. Por eso nos sentimos tan bien cuando encontramos a alguien que nos escucha con atención, con lealtad. Se  genera un marco de confianza  para que relatemos lo que nos agobia o nos alegra, lo que nos hace felices o nos produce miedo.

Y ese simple hecho de poder contar nuestra historia nos libera: dos corazones han entrado en contacto.

Aquí puedes ver íntegramente el Foro.

 

 

El guardián de la verdad: cómo vivir la vida

El-guardian-de-la-verdad
Mario Alonso Puig en la presentación de “El guardián de la verdad”. Fundación Rafael del Pino, 25/02/2016

EL GUARDIÁN DE LA VERDAD: Y LA TERCERA PUERTA DEL TIEMPO. Mario Alonso Puig. Espasa Libros, 2016.

Todos podemos ser héroes de nuestra propia historia. Mario Alonso Puig

El guardián de la verdad, supone un cambio en la trayectoria divulgativa de Mario Alonso Puig.  Es la incursión en un territorio nuevo para él, la narrativa. “Hay que dejar siempre un espacio para la sorpresa. El cerebro humano solo es creativo cuando se le lleva al límite.”

Con El guardián de la verdad,  Mario Alonso ha abandonado de su zona de confort como ensayista. Toda  su producción literaria era hasta ahora seis ensayos. Se ha adentrado en la literatura de ficción, un terreno para él hasta ahora desconocido. “Aunque siempre sentí la inquietud por escribir una fábula”, dice.  El guardián de la verdad es un relato. La trasmisión del corpus de pensamiento de nuestro más internacional divulgador, a través de una historia: storytelling en estado puro.

Quienes hemos seguido a Mario Alonso Puig,  a través de sus libros o de sus conferencias, sabemos de la utilización que del storytelling ha hecho. No hay charla que imparta ni libro que haya escrito que no estén vertebrados por  historias cotidianas o de multitud de referencias a leyendas populares de muy diferentes culturas. Consigue con ello explicar cuestiones complejas de una manera sencilla. Una de las grandes ventajas del uso del storytelling. Otra, más importante aún si cabe que la anterior, es la búsqueda de significado en quien escucha o lee.

El guardián de la verdad tiene un subtítulo “¿Para qué has venido a este mundo?”. Aunque creo que– quizá– mejor debería decir que esta es la pregunta que, como el avión de la portada del libro, sobrevuela todo el relato: la búsqueda de significado, el sentido de nuestra existencia.

Los hombres al encuentro de los dioses

El guardián de la verdad es también una lectura de viajes, una novela de aventuras, “para el Ulises que todo llevamos dentro”. Busca resonar en cada persona para acompañar y “ayudar a quienes deban enfrentar grandes desafíos en su vida.”

El guardián de la verdad pretende, además, que nos conozcamos mejor. Es una invitación a superarnos y trascendernos, a la vez que nos incita a que nos miremos en un espejo (que nos atrevamos a hacerlo), y que nos miremos sin juzgarnos tanto.

El escenario elegido por el autor para desarrollar la historia es el mundo griego, apoyado en los fascinantes relatos de la mitología griega. El destino del viaje es Delfos, el lugar donde habita el oráculo, el lugar donde los hombres se encuentran con los dioses. El libro entronca aquí con el planteamiento de Carl Jung y su teoría de los arquetipos, que sirve a Mario Alonso Puig para invitarnos a que miremos cuantos personajes habitan en nuestro interior.

La mitología como espejo

La estructura de El guardián de la verdad es la el Viaje del Héroe, definido por Joseph Campbell, el gran mitólogo, como el único que realiza todo ser humano a lo largo de su vida. Y en este sentido, Mario Alonso sitúa en el centro del todo al ser. Los  12 pasos que definiera Campbell, Alonso Puig los ha sintetizado, sin embargo,  en cuatro:

  1. Decir sí a la llamada
  2. Cruzar el umbral
  3. Entrar en un nuevo mundo 
  4. Retornar a casa

el-guardián-de-la-verdad_3

Como los frontispicios de los templos griegos, la estructura de personajes principales es un triángulo. Pablo, un joven de 16 años; Ana, su madre; y José, un médico de jubilado de 75 años, abuelo de Pablo (acaso el alter ego del autor). A cierta distancia hay un cuarto personaje, Isabel. Tiene 65 años, se siente indefensa en la vida y solo anhela confianza.

Los anhelos presiden las actuaciones de los personajes. Pablo busca la libertad. Se esconde tras su armadura, construida a base de soledad y de sentirse inferior a sus compañeros de clase. Su madre ansia serenidad y paz interior tras la muerte trágica de su esposo. Finalmente, José anhela encontrar ilusión por vivir. (Aquí puedes leer el primer capítulo)

Celebrar la vida

“Siempre hay una razón para celebrar la vida”, afirmó Mario Alonso Puig en la presentación de El guardián de la verdad ante el  auditorio de la Fundación Rafael del Pino.  Este escenario ha sido testigo de las presentaciones de todos sus libros. Coincidían así los dos premiados a la Trayectoria Divulgativa Ejemplar, galardón otorgado por Know Square en 2015 a Mario Alonso Puig y en 2016 a la Fundación Rafael del Pino. Y así lo recordó María del Pino, Presidenta de la Fundación en la presentación del acto.

En consecuencia, si El guardián de la verdad tuviera una banda sonora, sería Viva la vida. Esta canción, en versión de David Garrett, elevó los corazones del público asistente. Un brillante y emocionante final de la presentación. (Aquí puedes verla completa).

Mientras escuchas la canción, te invito a que pienses en lo más destacable de este libro. La pregunta que Mario Alonso Puig dejó colgada en el aire del auditorio.

¿Para qué has venido a este mundo?

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Cómo salir de la zona de confort
Mario Alonso Puig, Madera de líder
Mario Aloso Puig y la voz