Los diez mejores Libros de Empresa de 2018

Los diez mejores libros de empresa de 2018,  fundamentalmente recogen los nuevos retos empresariales y tecnológicos en un entorno cambiante. Algunos de los textos seleccionados, además, vuelven su mirada hacia el nacimiento de un nuevo humanismo.

Los diez mejores libros de empresa de 2018 son los seleccionados en la octava edición del  Premio Know Square al Mejor Libro de Empresa del Año, el único que reconoce en España  libros orientados al mundo de la economía y la gestión. El ganador de esta octava edición se conocerá el próximo día 24 de Abril, en una Gala que se celebrará en el Auditorio del Museo Lázaro Galdiano de Madrid.


No hay nada en la vida que debamos temer, solo debemos entender. Ahora es el momento de entender más, para que podamos temer menos.

—MARIE CURIE


Los diez mejores Libros de Empresa de 2018, según Know Square

DIGITAL VORTEX. Cómo las empresas tradicionales pueden competir con las más disruptivas. Michael Wade, Jeff Loucks, James Macaulay, Andy Noronha. Lid Editorial, 2018  (295 páginas)

Estamos inmersos en una de las mayores transiciones tecnológicas de la historia. Los líderes que sepan verlo podrán sacar partido de lo que ello supone. El término vórtice digital alude a ese panorama competitivo actual propiciado por la digitalización, que generan cambios exponenciales en los negocios. Este libro lo han concebido su autores, además, como una hoja de ruta (estudios, modelos y herramientas) para ser «disruptores y no víctimas».

PRINCIPIOS, Ray Dalio. Deusto, 2018  (585 páginas)

 

Repaso por la trayectoria vital (personal y profesional, aunque fuertemente volcado hacia la segunda) de uno de los hombres más ricos del mundo. El autor comparte 20 principios que considera que son la base de su éxito, lo que le lleva a reflexionar sobre la vida, las personas y la empresa. En las páginas finales ofrece también herramientas y protocolos que usa en su empresa, «para la meritocracia de ideas». Un texto que , además, está magníficamente editado.

 

EN DEFENSA DE LA ILUSTRACIÓN. Por la razón, la ciencia, el humanismo y el progreso, Steven Pinker. Paidós, 2018 (741 páginas)

 

El autor presenta en este libro una concepción diferente del mundo, «basado en los hechos» e inspirado por los valores de la Ilustración: la razón, la ciencia, el humanismo y el progreso. Valores estos que Pinker considera que no han sido nunca tan relevantes como ahora. Un libro muy ambicioso que incide en muy diferentes disciplinas (biología, economía, política, …), y que propone, además, una extensísima bibliografía para cualquier lector curioso que desee profundizar.

 

GRACIAS POR LLEGAR TARDE, Thomas L. Friedman, Deusto, 2018 (600 páginas)

 

El título alude con claridad al propósito del libro: llegar tarde permite disponer de tiempo para la reflexión. En un periodo de vertiginosos cambios, se necesita una pausa para entender este siglo XXI, uno de los puntos de inflexión más importante de la historia. Un siglo zarandeado por tres tendencias  (aceleraciones) en el planeta: el cambio climático, la tecnología y la globalización. Aceleraciones, además, que están cambiando la geopolítica,  las decisiones éticas y el lugar de trabajo.

 

THE GRID (LA CUADRÍCULA). La mejor herramienta para tomar todo tipo de decisiones, Matt Watkinson, Ediciones Urano (Empresa Activa), 2018 (357 páginas)

 

La cuadrícula (the grid) es una sencilla ( y práctica) herramienta ideada por el autor para tomar mejores decisiones sea quien sea y fuera cual fuese el tamaño o tipo de empresa. Esta herramienta nace de la mirada holística de la empresa, ver la empresa en su conjunto, no de manera reduccionista. La cuadrícula  es universal, ve el mundo en movimiento y es una herramienta válida tanto para individuos como para equipos. Su aplicación y uso están descritos paso a paso,  clara y sencillamente.

 


Nuestra supervivencia a largo plazo radica en que nos comprendamos a nosotros mismos con inteligencia.

— E. O. WILSON


EL MUNDO QUE NOS VIENE,  Josep Piqué. Deusto, 2018 (254 páginas)

 

Análisis geopolítico del papel que juegan las grandes ( y las nuevas) potencias en un nuevo orden incierto. El autor propone su «síntesis neo-occidental», según la cual el mundo no viraría hacia la sustitución de una potencia decadente por otra emergente, sino hacia un nuevo orden en el que el peso económico de las nuevas potencias estará compensado por los valores de Occidente. Y esta síntesis, «probablemente» cambie el curso de la historia. La visión de un político a la vez que directivo.

 

FACTFULNESS, Hans Rosling con Ola Rosling y Anna Rosling Rönnlund, Deusto, 2018 (346 páginas)

 

Libro revelador en tanto que muestra como los datos indican que el mundo, frente a la universal percepción de lo contrario, va cada vez mejor. La tesis es que la realidad económica y social es mejor de lo que pensamos. Este estudio incide en los sesgos inconscientes y predecibles que hacen que, incluso cuando creemos estar mejor informados, caigamos  en un pesimismo global y a la toma de decisiones erróneas. Una defensa del pensamiento crítico. Claves para evitar los principales errores de pensamiento.

 

BIOGRAFÍA DE LA HUMANIDAD. Historia de la evolución de las culturas, José Antonio Marina, Javier Rambaud, Ariel, 2018  (591 páginas)

 

La velocidad de los cambios actuales pueden hacernos pensar que, quizás, el pasado sea un peso muerto. Pero en realidad es nuestra «genética cultural» como seres humanos: necesitamos comprender para tomar decisiones y actuar. Este es el pilar sobre el que los autores construyen este estudio de la evolución de las culturas para «fundar un nuevo humanismo». Ensayo lúcido, muy documentado y ameno, que exige una reposada lectura.

 

LA REVOLUCIÓN DE LAS CANAS. Ageingnomics o las oportunidades de una economía del envejecimiento, Antonio Huertas, Iñaki Ortega, Gestión 2000, 2018 (249 páginas)

 

Una nueva visión sobre las oportunidades y desafíos de una economía del envejecimiento. La longevidad de la población abre nuevas posibilidades a los séniores. Permitirá, por un lado, que millones de personas de entre cincuenta y setenta años, sigan trabajando, ahorrando, creando y consumiendo. Y por otro, que nazcan nuevas industrias en torno a ellos. Acuña el término Ageingnomics, relativo a las oportunidades económicas en torno al envejecimiento demográfico.

 

MARKETING 4.0. Transforma tu estrategia para atraer al consumidor digitalPhilip Kotler, Hermawan Kartajaya, Iwan Setiawan, Lid Editorial, 2018 (192 páginas)

 

Priman los valores de marca, la relación entre lo que dicen y lo que hacen, es el marketing 4.0. Es el marketing centrado en el ser humano para generar atracción a la marca, atendiendo las inquietudes y deseos latentes de los consumidores a través de la escucha y la empatía. Este nuevo modo de hacer busca la satisfacción, la experiencia y el compromiso del consumidor para que, como fin último, se realice personalmente. La confluencia entre el on line y el off line.

 

 

 

Gracias por dejar tu comentario y compartir esta nota en tus redes Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Imágenes e inconsciente en la creación de historias

Imágenes e inconsciente son un binomio inseparable, sin el que no es posible la creación de historias.

Un sábado, andaba yo de canal en canal buscando una película con la que amenizar la tarde lluviosa. Me detuve en una serie italiana, ya comenzada. La trama me sonaba vagamente. Entonces hizo su aparición en escena el comisario Montalbano. Soy ferviente lector de las aventuras de Salvo Montalbano, un policía siciliano tan socarrón como su padre literario, Andrea Camilleri. De ahí que la historia me resultara familiar.

Creí desfallecer: el policía estaba completamente rapado. No era el personaje que yo había imaginado. Andrea Camilleri nunca lo describió físicamente, y yo me había creado una imagen de él. Mía, de nadie más. Mi comisario tenía pelo.

Ya no soy capaz de leer las novelas de Montalbano sin que en mi mente aparezca la imagen del actor completamente rapado. Su imagen ha sustituido, sin que yo pueda evitarlo, a la que yo me había creado durante años de lectura.

Imágenes e inconsciente

Contaba Antonio Muñoz Molina en un Taller de Escritura haber tenido un sueño para él incomprensible. Dijo haber soñado una noche que su hijo —entonces desempleado— era porteador del Papa.

Esta anécdota me lleva a dos reflexiones, que, sin embargo, tienen conexión.

  • La primera de ellas es que los seres humanos imaginamos, recordamos y pensamos en imágenes. Lo ha demostrado la neurociencia. Podíamos pensar que tienen razón aquellos que afirman que una imagen vale más que mil palabras. No es del todo cierto, al menos en el caso de los escritores.

Quienes escribimos  ficción hemos de crear imágenes en la mente del lector. Estas imágenes creadas serán únicas. No habrá otro ser humano que disponga de esa imagen en su mente. Las fotografías —o las imágenes de los personajes de las series— son, sin embargo, iguales para todos las que las ven. No hay misterio, ni duda alguna.

  • La segunda reflexión a la que aludía, hace referencia a la juguetona y caprichosa manera en que nuestro inconsciente almacena  y —en un determinado momento —hace que afloren a nuestra mente consciente determinadas imágenes

El psicoterapeuta Milton Erickson afirmaba que el inconsciente era un depósito en el que se almacenan nuestras experiencias vividas. Erickson, creador de lo que se conoce como hipnosis ericksoniana, trabajaba con el inconsciente de sus pacientes. Confiaba el terapeuta en que las experiencias vividas aflorarían cuando las necesitáramos.

Es por eso que el único material del que disponemos para escribir, somos nosotros mismos: todo aquello que hemos vivido. Imagénes e inconsciente son un binomio inseparable.

Imágenes e inconsciente en la creación de historias

¿Cómo salen estas imágenes almacenadas a la superficie consciente?

La manera en que se almacenan y afloran estas imágenes, lo comparo con el  juego del dominó.

Antes de comenzar la partida, uno de los jugadores mueve desordenadamente las veintiocho fichas para mezclarlas. Las fichas están boca abajo; solo vemos la parte trasera, negra. Es una manera juguetona de mezclarlas. Posteriormente, cada jugador tomará siete fichas. Lo hace de manera igualmente de manera caprichosa.

La partida comienza cuando uno de los jugadores coloca la primera de las fichas. Los demás tendrán que ir casando los números.

Al cabo de nuestra vida se cuelan en nuestro inconsciente palabras, recuerdos, conversaciones, etc., que vamos acumulando en forma de imágenes. Una mano invisible mueve unas y las coloca de manera juguetona en el otro. Imágenes e inconsciente van unidos.

Caprichosamente, irán aflorando cuando haya algo que nos remite a ese recuerdo. Y se irán casando unas imágenes con otras. O no, porque, igual que en el dominó, se pasa la mano a otro jugador, si no disponemos de la ficha adecuada. O, aparecerán en un sueño de forma involuntaria—incontrolable, por tanto—, como le ocurrió a Muñoz Molina.

Así ocurre en la vida y así ocurre cuando escribimos una historia. Es el mismo proceso que se sigue en el storytelling, entendido este como el proceso de crear historias, no solo contarlas.

Un enigma casi policíaco

La imagen de un Papa antiguo porteado sobre una silla gestatoria es una imagen que impresionó a Muñoz Molina, quizás cuando era un niño. Los Papas se trasladan hoy en vehículos blindados. Ya no hay porteadores, solo los miembros del servicio de seguridad del Pontífice.

Al escuchar la historia, la primera imagen que apareció en mi cabeza fue la de Juan XXIII, avanzando en su silla, por el pasillo central de la Basílica de San Pedro. La había visto en un documental, o en alguna fotografía. No puedo recordarlo.

Cómo he saltado de la imagen del Papa Juan XXIII a la calvicie televisiva del comisario Montalbano, es para mí un enigma. «Y también para el comisario Montalbano», diría Andrea Camilleri.

Gracias por dejar tu comentario y compartir esta nota en tus redes Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Me gusta la palabra

Haiku escrito sobre hielo de Juan Fernández-Aceytuno

 

Cachivache es una palabra muy pelotuda (…) Y me gusta la palabra cachivache, porque viene de abajo. (…) Es una palabra de las mamás y abuelas que tiene dos veces la letra «ch»(…).

Nicanor Parra. Premio Cervantes 2011

Me gusta la palabra

 

Me gusta la palabra Imaginación, porque vuela más rápido que la luz.

Esférica, porque es esdrújula, como esdrújula.

Cuento, porque no me los sé todos. Mito, porque fue el primer cuento.

Vergüenza, porque lleva diéresis. Es un signo de distinción.

Taller ( de escritura), porque es donde, literariamente, me reparan.

Hijo, porque significa dar la vida. Libro, porque me la da.

Mente, porque es donde vivimos la realidad.

Tebeo, porque es más nuestra que cómic, que es una gilipollez.

No me gusta la palabra Posverdad, porque es mentira.

 

 

Gracias por dejar tu comentario y compartir esta nota en tus redes Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin