El hilo de oro: los clásicos en el laberinto cotidiano

 

En El hilo de oro, el escritor, traductor y profesor de Filología Clásica David Hernández de la Fuente, aborda los problemas y fenómenos actuales (gobierno, inmigración, justicia, democracia, violencia, vejez, eutanasia) a la luz de los escritores y filósofos de la antigüedad. Este libro es por eso, antes que nada, una reivindicación de los clásicos como poseedores de las claves del presente y del futuro: un viaje hacia el «futuro pasado». 

EL HILO DE ORO: Los clásicos en el laberinto de hoy, David Hernández de la Fuente. Ariel, 2021, 329 páginas.

 

El mito (narración) y la metáfora eran la manera en que los antiguos entendían y explicaban el mundo. La metáfora que da título al libro no puede ser más clara: el mito de Ariadna, la tejedora del hilo que ayudó a Teseo a salir del laberinto de Dédalo.

Vivimos en un laberinto. A la falta de un liderazgo claro y de modelos a imitar, se añade una crisis económica, política, identitaria y de valores. Todo ello se ha visto agravado por la pandemia que ha asolado el mundo. Este es el punto de apoyo que mueve este libro: los clásicos como hilo conductor para nuestras vidas en tiempos de zozobra.

La experiencia histórica y literaria de los clásicos, pues, como fuentes inagotables de inspiración y consejo. «El pensamiento transita en un suave movimiento circular. Son textos casi oraculares», dice Hernández de la Fuente. Pero no solo. También la filosofía. Platón veía al ser humano como una marioneta movida por diversos impulsos, hilos invisibles.

Los clásicos son nuestra única posibilidad ahora. Hemos de volver a sus viejas ideas —de éxito probado—, si queremos guiarnos por el laberinto de nuestro tiempo.

— DAVID HERNÁNDEZ DE LA FUENTE

 

el hilo de oro, giorgio de chirico, puente entre generaciones
«Los clásicos son el vínculo con la mejor parte de nosotros mismos, la esencia de nuestra cultura».— David Hernández de la Fuente.

Y ya que hablamos de hilos, hay un oportunísimo refrán español, que se transmitido oralmente desde hace siglos —en El Quijote se alude a él en varias ocasiones— hasta nuestros días: «Por el hilo se saca el ovillo». Su significado: un indicio puede servir para llegar a una deducción más general.

El hilo de oro, una guía para sacar el ovillo

 

El hilo de oro está dividido en nueve capítulos  temáticamente independientes entre sí. Expresamente, uno de ellos está dedicado a lo individual El individuo: héroes y heroínas») . Y otro, a lo colectivo («Democracia antigua y moderna»). Los siete restantes cabalgan entre un ámbito y otro.

el hilo de oro, giorgio de chirico, dos figuras
«Los antiguos afrontaron la dinámica de lo colectivo y lo individual basando su arquitectura constitucional en la libertad, la Igualdad, la palabra y la moderación». —David Hernández de la Fuente

Quizás un buen ejemplo de fusión entre lo individual y lo colectivo haya sido el confinamiento, al que nos ha forzado la aparición del coronavirus. David Hernández de la Fuente ha dedicado muy oportunamente un sugerente y esclarecedor capítulo al estudio de las epidemias a lo largo de la historia («Epidemia y control social»). Lo que le ha dado pie a enunciar una nueva definición para clásico: «aquel libro con el que uno podría confinarse con plenas garantías».,

De las consecuencias del confinamiento apenas si hemos empezado a recuperarnos. Y si algo hemos echado de menos en esos días duros, ha sido relacionarnos con los demás, salir. Consciente de ello, Hernández de la Fuente consagra el capítulo «Fiesta y rito» a (permítaseme la hipérbole) nuestras ganas de asaltar playas y terrazas. 

Nada nuevo bajo el sol

 

Si bien existe una independencia temática capitular, hay una serie de constantes que permean todo el libro: política, democracia, gobierno, demagogia. En este último concepto es en el que Hernández de la Fuente incide particularmente, ya desde el capítulo inicial del libro, «Entender al otro».

Ni la demagogia ni el populismo son fenómenos nuevos, aunque hoy nos invadan. El demagogo es, según la etimología, «simplemente un líder popular, o alguien que lidera al demos (pueblo)». Dos líderes populistas  bien conocidos,  aunque muy distintos: Donald Trump y Boris Johnson, son analizados a la luz de los clásicos.

Resulta muy instructivo el paralelismo que el autor establece entre el discurso de investidura de Trump (America first) y la «oración fúnebre« que Tucídides puso en boca de Pericles, «el discurso político más célebre de la historia de la democracia».  El exmandatario parece que estaba conveniente asesorado por expertos en Tucídides, «un clásico universal de la literatura, la historiografía y el pensamiento».

No menos interesante y, sobre todo, clarificador, es el perfil que el autor hace de Boris Johnson, un político graduado en lenguas clásicas, versado en retórica y literatura antiguas.  «Su caso prueba —dice el profesor Hernández de la Fuente— que los clásicos dotan también de herramientas prácticas para triunfar».

Los clásicos y el kairós

 

Los griegos llamaban kairós al tiempo oportuno, lo que conviene al momento. A este concepto se ajusta El hilo de oro: un libro oportuno y conveniente en estos tiempos de extremismos exacerbados. «La moderación era la clave de la sabiduría tradicional», nos recuerda el autor.

Es este un libro denso en su significado más físico: una gran masa de conocimiento en un pequeño volumen (329 páginas). No es, por eso, un texto fácil, en el sentido de que pueda ser leído «en dos tardes». Su segmentación en capítulos temáticos permite, sin embargo, que el lector pueda saltar de uno a otro, según sus intereses o necesidades.

el hilo de oro, giorgio de chirico, dos figuras
«Hoy día seguimos necesitando héroes y heroínas, y la literatura, el cine o las series continúan discurriendo en torno a los mismos modelos y las misma dudas que atenazaban a los antiguos héroes mitológicos». —David Hernández de la Fuente

 

Que David Hernández de la Fuente es un erudito está fuera de toda duda.  Este ensayo no es, sin embargo, un texto exclusivo para un reducido círculo de expertos. El autor pone al servicio del lector su conocimiento en un ejercicio equilibrado («nada en demasía») de sencillez y erudición. Y, además, con un riquísimo lenguaje, tan deseable en días de penuria lingüística.  Una abundante y variada bibliografía permite al lector abrir nuevas vías exploratorias.

DEFENSA DE LA HUMANIDADES

 

El hilo de oro es, finalmente, una defensa de las Humanidades. Hernández de la Fuente se lamenta de una paradoja. Mientras que los modernos expertos en geopolítica tiene en cuenta la historia y la filología clásica,  nuestros responsables educativos están «más ocupados en potenciar en secundaria y en la universidad temas aparentemente más rentables, como empresariales, turismo o gastronomía, frente al combustible intelectual».

Una andanada dirigida a quienes el filósofo Emilio Lledó llama «futurólogos de la nada». Andanada que muy bien puede dirigirse igualmente a aquellos otros que, con cortedad de miras y obsesionados por borrar el pasado colectivo más allá de hace un siglo, prefieren inspirarse en los dramas televisivos de cierta ala de la Casa Blanca,

CODA FINAL

 

Las fotos que ilustran esta reseña fueron tomadas en la exposición «El mundo de Giorgio de Chirico. Sueño o realidad», en CaixaForum Madrid, 2017/18. El pintor italiano reflexiona sobre el inconsciente y los sueños. «El inconsciente colectivo tiene un buen número de símbolos de larga pervivencia, a partir de las bases ya sentadas del conocimiento anterior», dice Hernández de la Fuente.

 

ARTÍCULO RELACIONADO

Sócrates enamorado, o el sabio que un día fue joven

 

 

Gracias por dejar tu comentario y compartir esta nota en tus redes Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Brújula directiva: 25 horizontes para leer y pensar

Brújula directiva es un libro resultado de la mezcla de las reflexiones humanistas y de las tres décadas de experiencia profesional de su autor, Enrique Sueiro,  profesor, consultor y director de comunicación.

A través de una selección de autores y obras de campos tan dispares como la filosofía, la psicología, la literatura, la medicina o la empresa, Sueiro propone una brújula con 25 horizontes «directivos orientadores».  Horizontes aplicables a la gestión y la comunicación humana, ámbitos «en los que pensar es un verbo insoslayable».

BRÚJULA DIRECTIVA. 25 horizontes, Enrique Sueiro. EUNSA, 2020. 394 páginas.

 

Enrique Sueiro enuncia, «como brújula orientadora de la acción directiva», el Principio PEPA: primero las personas, después los papeles. El concepto «papeles» es un contenedor organizacional que alberga: procedimientos, herramientas tecnologías, organigramas y cargos. 

Kronos versus kairós: más brújula y menos cronómetro

 

En El arte de la prudencia (1647), Baltasar Gracián dice: «Se ha llegado a la mayor complejidad, pero la suprema es formar a un buen hombre. Para formar a un sabio de hoy se requiere más inteligencia que para siete de la antigüedad. Y para tratar con un solo hombre de estos tiempos necesitamos más sapiencia que para tratar todo un pueblo de los pasados».

Gracián está hablando de un hombre de su tiempo: la mitad del siglo XVII. No importa — parece querer decir el escritor— el tiempo cronológico, el mensurable (kronos), sino la otra forma en que los griegos se referían al tiempo, kairós: la oportunidad temporal y espacial, el momento justo para hacer lo conveniente. La expresión un «hombre de estos tiempos», es la que da la clave de la eterna vigencia de esta sentencia del jesuita español.

Y es el kairós el espíritu que late en Brújula directiva, expresado por Enrique Suerio en una breve sentencia: «Más brújula y menos cronómetro. Nuestro mundo sería aún mejor con este orden de prioridad». Por eso, este no es un libro —dice Sueiro—, para «estar a la última, sino a la primera, decisiva porque permanece, la importante». Un dardo al cortoplacismo.

En línea con otro aforismo de El arte de la prudencia («Si uno es dueño de sí, lo será después de los otros.»), Enrique Suerio considera que esta brújula es «el pensamiento operativo para dirigir (se). ya que todos deberíamos ser directivos de nosotros mismos para optimizar las condiciones para liderar a los demás».

La Rosa de los Vientos de Brújula directiva

 

Sueiro reconoce que pueden existir otros posibles horizontes. Tampoco concibe esta brújula como un imperativo, sino como una «amable» proposición. Considera el autor de Brújula directiva, que la bibliografía manejada —unos ciento cincuenta textos— para la elaboración de este libro, constituye «una guía de lectura de enjundia contrastada». El índice temático y onomástico (por capítulos) resulta, por eso, de gran utilidad para el lector.

De los 25 horizontes elegidos por Enrique Sueiro, veinticuatro son los que proporcionan las visiones de otros tantos personajes de ámbitos y épocas muy diferentes. El vigésimo quinto es la Biblia, «un libro sui generis donde los haya, el libro». Aunque haya sido escrito hace miles de años, sigue siendo —en consideración de Sueiro—: «un referente en el siglo XXI».

brújula directiva: 25 horizontes- laberinto de libros
«Cuanto más leo y vivo, más convencido estoy de la eficacia del Principio PEPA.» —Enrique Sueiro. Foto tomada en la exposición de Guillermo Pérez Villalta , «El arte como laberinto». Sala Alcalá 31. 2021.

Así, por “Brújula directiva” desfilan filósofos (Platón, Aristóteles, Marco Aurelio, Epicteto, Hannah Arendt). Escritores (Chesterton, Pablo d´Ors, Baltasar Gracián, Aaron Sorkin, Churchill). Psicólogos (Daniel Kahneman, Daniel Goleman). Expertos en gestión empresarial (Peter F. Drucker, Javier Fernández Aguado, Lynda Gratton). El médico y divulgador, Hans Rosling y el psiquiatra, Viktor Frankl. Nelson Mandela, el Dalai Lama y Teresa de Calcuta.

Cada rumbo es un nuevo horizonte de enseñanzas o aprendizajes. Estos van desde: cómo decidir o priorizar, los criterios éticos, o los prejuicios, a las dimensiones comunicativas y la competitividad, pasando por el perdón y la gratitud, y el liderazgo coherente.

Enrique Sueiro, profesor y director de comunicación

 

Enrique Sueiro parece contagiado por el estilo breve de Baltasar Gracián. Las frases cortas dominan este texto. Se acercan mucho —por su capacidad de síntesis— a las sentencias del teólogo aragonés del siglo XVII.

Brújula directiva tiene un cierto aire profesoral. Cada uno de los 25 horizontes bien pudieran ser el contenido de otras tantas clases en una escuela de negocios, en un máster de dirección o en un curso sobre emprendimiento. El autor ofrece, además, un cuadro resumen («En síntesis») al final de cada capítulo con las principales ideas sugeridas en él. Porque eso es lo que hace precisamente Enrique Sueiro a lo largo del libro: sugerir, para luego, conectar.

Tanto el estilo como el tono confieren a Brújula directiva un primer nivel de lectura ágil, que prepara al lector para una segunda lectura, más reflexiva y profunda.

La experiencia de Sueiro como director de comunicación está vertida en en este libro en  forma de testimonios personales («En Vivo»), con los que se cierra cada capítulo. Resultan particularmente emotivos los que aluden a dos atentados terroristas vividos por Sueiro en primera persona. «Criterios como el Principio PEPA orientan sobre como informar de lo que las personas necesitan saber. Y más aún en situaciones de crisis.», dice Enrique Sueiro.

Brújula directiva ha sido seleccionado como unos de 10 mejores Libros de Empresa de 2020, por el Jurado de los Premios Know Square.

 

Por si te apetece, aquí tienes una mesa redonda sobre Brújula directiva, con la participación del autor.

 

Gracias por dejar tu comentario y compartir esta nota en tus redes Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Nuestra narrativa: qué hay detrás de cada historia

Nuestra vida como seres humanos tiene una dimensión narrativa. Nos relacionamos diariamente —con nosotros mismos y con los demás— a través de historias. Nuestros sueños tienen forma de historia. Igual que nuestros deseos y nuestras pesadillas.

Y así es como transcurre nuestra vida, a caballo entre la realidad, que es solo nuestra, y la ficción. Un difícil y frágil equilibrio, que si se rompe puede afectar a nuestra vida personal («No somos lo que nos contamos, porque no podemos confundir identidad con narrativa»). Y es de estas posibles distorsiones de las que trata el libro Detrás de cada historia, del terapeuta Gestalt y constelador familiar, Jordi Amenós.

La misma fuerza que nos lleva a la creación puede acabar con nosotros si nos confunde con nuestra fabulación.

—JORDI AMENÓS

DETRÁS DE CADA HISTORIA. El trabajo con la Narrativa Terapéutica, Jordi Amenós Álamo, Ediciones B, 2019. 206 páginas.

 

Somos grandes consumidores de series y películas. Estamos por eso acostumbrados a ver el rótulo «basado en hechos reales», al inicio de muchas de esas series. Algunas añaden otro como este: «Algunos nombres y hechos han sido modificados en beneficio de la ficción narrativa».

El escritor Javier Cercas  suele transitar en sus novelas (El impostor, El monarca de las sombras) entre lo periodístico —los hechos— y la ficción. En una entrevista afirmaba que «la etiqueta basado ‘en hechos reales’ no me gusta, porque todo está basado en hechos reales. La ficción toda está basada en hechos reales. La ficción no es exactamente una mentira, pero se parece bastante».

Contemplar lo que hay detrás de las historias nos permitirá sanar nuestra relación con la dimensión imaginativa y así podemos hacer las paces con nosotros.

—JORDI AMENÓS

Pues eso es lo que nos pasa en nuestra vida real, que modificamos hechos, nombres. fechas, etc. en aras de nuestra propia narrativa. Podemos olvidar los hechos, pero no las emociones que nos hicieron sentir, y eso hará que cambiemos nuestra narrativa. Dependiendo de cuáles fueron esas emociones vividas, nuestras historias nos harán caminar por sendas amables o nos harán caer en cuevas oscuras.

narrativa, que hay detrás de cada historia, caleidoscopio
«Una historia puede ser falsa— dice Amenós—, pero la experiencia emocional nos hace sentir que es verdadera».

La Narrativa Terapéutica, un viaje

Para explorar qué hay detrás de nuestras narraciones personales —algunas de ellas fuertemente arraigadas desde la infancia—, Jordi Amenós propone la Narrativa Terapéutica, «un proceso que implica atravesar las emociones, bloqueos, y negaciones de la propia existencia que hay detrás de nuestras historias».

La base teórica sobre la que Amenós cimenta su Narrativa Terapéutica (Capítulo 4) es «el mito personal», enunciado por Carl Jung,  «la tarea de las tareas de una persona a la búsqueda  de su autoconocimiento». Este mito personal actuaría así como una suerte de «brújula interna», necesaria para realizar el viaje a la búsqueda del tesoro, «una imagen de la sabiduría».

Nuestras narrativas son puertas puertas, umbrales que piden que se las explore en una viaje

— JORDI AMENÓS

Amenós establece tres estratos diferentes de profundidad para este mito personal:

  • La primera infancia, asociado a la construcción del carácter. Predomina el pensamiento mágico. («La fabulación es un territorio de la infancia y cuando nos hacemos adultos es un territorio del niño interior»). Capítulo 5.
  • La familia y el descubrimiento de que formamos parte de un sistema. («Revisitar los recuerdos infantiles con los ojos de un adulto permite discernir verdades entre las muchas fabulaciones que en la infancia hemos generado ante la vivencia familiar»). Capítulo 6. El que da sentido al libro.
  • El reconocimiento de que somos parte de un inconsciente colectivo, ancestral. («Si la primera identidad se basa en el individuo y la segunda, en la familia, la tercera enraíza en la comunidad eterna»). Capitulo 7.

En el capítulo 8, el penúltimo del libro, igual que en el último (titulado «El tesoro«), el autor abandona el tono expositivo (y quizás más teórico) del resto del texto, y se hace más íntimo, poético y espiritual.

El tesoro es la gran imagen de cómo el ser humano debe afrontar las adversidades internas a lo largo de su existencia.

—JORDI AMENÓS

La mirada sistémica de un viaje

La Narrativa Terapéutica es una exploración individual, pero que Jordi Amenós trabaja en grupo, «porque no podemos reconocernos sin la mirada ajena». El autor describe algunos ejemplos de este trabajo con diferentes colectivos. Particularmente conmovedora (y dura) resulta la vivida en un instituto con adolescentes.

Este modo de trabajo colectivo es consecuencia de que el autor es constelador familiar. Es decir, tiene una concepción sistémica del mundo: los seres humanos formamos parte de varios sistemas a lo largo de nuestra vida: familia, escuela, trabajo, etc.

Es aquí donde el autor toma un camino diferente al de la Terapia Narrativa —de la que, sin embargo, Amenós se reconoce heredero—, enunciada en los noventa por Michael White y David Epston, que trabaja individualmente. Detrás de cada historia es un libro, en consecuencia, transitado, de principio a fin, por la visión sistémica que del mundo tiene el autor, quien además dota al texto de una peculiar espiritualidad.

Igual que en todos los cuentos, que en todos todos los mitos, que en todas las películas de Indiana Jones, Detrás de cada historia es la narración de un viaje, «El viaje del héroe», que definió el mitólogo Joseph Campbell: él único viaje que emprende el ser humano. El viaje que narra Jordi Amenós comienza con un juego: la búsqueda infantil de un tesoro en la playa (Capítulo 1), y se cierra con el rescate del tesoro (Capítulo 9).

Pero para entonces aquellos niños de la playa han crecido y se han convertido en adultos.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Los mitos, el sentido de nuestras creencias
La Guerra de las Galaxias: el mito renovado

Gracias por dejar tu comentario y compartir esta nota en tus redes Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin