El hilo de oro: los clásicos en el laberinto cotidiano

 

En El hilo de oro, el escritor, traductor y profesor de Filología Clásica David Hernández de la Fuente, aborda los problemas y fenómenos actuales (gobierno, inmigración, justicia, democracia, violencia, vejez, eutanasia) a la luz de los escritores y filósofos de la antigüedad. Este libro es por eso, antes que nada, una reivindicación de los clásicos como poseedores de las claves del presente y del futuro: un viaje hacia el «futuro pasado». 

EL HILO DE ORO: Los clásicos en el laberinto de hoy, David Hernández de la Fuente. Ariel, 2021, 329 páginas.

 

El mito (narración) y la metáfora eran la manera en que los antiguos entendían y explicaban el mundo. La metáfora que da título al libro no puede ser más clara: el mito de Ariadna, la tejedora del hilo que ayudó a Teseo a salir del laberinto de Dédalo.

Vivimos en un laberinto. A la falta de un liderazgo claro y de modelos a imitar, se añade una crisis económica, política, identitaria y de valores. Todo ello se ha visto agravado por la pandemia que ha asolado el mundo. Este es el punto de apoyo que mueve este libro: los clásicos como hilo conductor para nuestras vidas en tiempos de zozobra.

La experiencia histórica y literaria de los clásicos, pues, como fuentes inagotables de inspiración y consejo. «El pensamiento transita en un suave movimiento circular. Son textos casi oraculares», dice Hernández de la Fuente. Pero no solo. También la filosofía. Platón veía al ser humano como una marioneta movida por diversos impulsos, hilos invisibles.

Los clásicos son nuestra única posibilidad ahora. Hemos de volver a sus viejas ideas —de éxito probado—, si queremos guiarnos por el laberinto de nuestro tiempo.

— DAVID HERNÁNDEZ DE LA FUENTE

 

el hilo de oro, giorgio de chirico, puente entre generaciones
«Los clásicos son el vínculo con la mejor parte de nosotros mismos, la esencia de nuestra cultura».— David Hernández de la Fuente.

Y ya que hablamos de hilos, hay un oportunísimo refrán español, que se transmitido oralmente desde hace siglos —en El Quijote se alude a él en varias ocasiones— hasta nuestros días: «Por el hilo se saca el ovillo». Su significado: un indicio puede servir para llegar a una deducción más general.

El hilo de oro, una guía para sacar el ovillo

 

El hilo de oro está dividido en nueve capítulos  temáticamente independientes entre sí. Expresamente, uno de ellos está dedicado a lo individual El individuo: héroes y heroínas») . Y otro, a lo colectivo («Democracia antigua y moderna»). Los siete restantes cabalgan entre un ámbito y otro.

el hilo de oro, giorgio de chirico, dos figuras
«Los antiguos afrontaron la dinámica de lo colectivo y lo individual basando su arquitectura constitucional en la libertad, la Igualdad, la palabra y la moderación». —David Hernández de la Fuente

Quizás un buen ejemplo de fusión entre lo individual y lo colectivo haya sido el confinamiento, al que nos ha forzado la aparición del coronavirus. David Hernández de la Fuente ha dedicado muy oportunamente un sugerente y esclarecedor capítulo al estudio de las epidemias a lo largo de la historia («Epidemia y control social»). Lo que le ha dado pie a enunciar una nueva definición para clásico: «aquel libro con el que uno podría confinarse con plenas garantías».,

De las consecuencias del confinamiento apenas si hemos empezado a recuperarnos. Y si algo hemos echado de menos en esos días duros, ha sido relacionarnos con los demás, salir. Consciente de ello, Hernández de la Fuente consagra el capítulo «Fiesta y rito» a (permítaseme la hipérbole) nuestras ganas de asaltar playas y terrazas. 

Nada nuevo bajo el sol

 

Si bien existe una independencia temática capitular, hay una serie de constantes que permean todo el libro: política, democracia, gobierno, demagogia. En este último concepto es en el que Hernández de la Fuente incide particularmente, ya desde el capítulo inicial del libro, «Entender al otro».

Ni la demagogia ni el populismo son fenómenos nuevos, aunque hoy nos invadan. El demagogo es, según la etimología, «simplemente un líder popular, o alguien que lidera al demos (pueblo)». Dos líderes populistas  bien conocidos,  aunque muy distintos: Donald Trump y Boris Johnson, son analizados a la luz de los clásicos.

Resulta muy instructivo el paralelismo que el autor establece entre el discurso de investidura de Trump (America first) y la «oración fúnebre« que Tucídides puso en boca de Pericles, «el discurso político más célebre de la historia de la democracia».  El exmandatario parece que estaba conveniente asesorado por expertos en Tucídides, «un clásico universal de la literatura, la historiografía y el pensamiento».

No menos interesante y, sobre todo, clarificador, es el perfil que el autor hace de Boris Johnson, un político graduado en lenguas clásicas, versado en retórica y literatura antiguas.  «Su caso prueba —dice el profesor Hernández de la Fuente— que los clásicos dotan también de herramientas prácticas para triunfar».

Los clásicos y el kairós

 

Los griegos llamaban kairós al tiempo oportuno, lo que conviene al momento. A este concepto se ajusta El hilo de oro: un libro oportuno y conveniente en estos tiempos de extremismos exacerbados. «La moderación era la clave de la sabiduría tradicional», nos recuerda el autor.

Es este un libro denso en su significado más físico: una gran masa de conocimiento en un pequeño volumen (329 páginas). No es, por eso, un texto fácil, en el sentido de que pueda ser leído «en dos tardes». Su segmentación en capítulos temáticos permite, sin embargo, que el lector pueda saltar de uno a otro, según sus intereses o necesidades.

el hilo de oro, giorgio de chirico, dos figuras
«Hoy día seguimos necesitando héroes y heroínas, y la literatura, el cine o las series continúan discurriendo en torno a los mismos modelos y las misma dudas que atenazaban a los antiguos héroes mitológicos». —David Hernández de la Fuente

 

Que David Hernández de la Fuente es un erudito está fuera de toda duda.  Este ensayo no es, sin embargo, un texto exclusivo para un reducido círculo de expertos. El autor pone al servicio del lector su conocimiento en un ejercicio equilibrado («nada en demasía») de sencillez y erudición. Y, además, con un riquísimo lenguaje, tan deseable en días de penuria lingüística.  Una abundante y variada bibliografía permite al lector abrir nuevas vías exploratorias.

DEFENSA DE LA HUMANIDADES

 

El hilo de oro es, finalmente, una defensa de las Humanidades. Hernández de la Fuente se lamenta de una paradoja. Mientras que los modernos expertos en geopolítica tiene en cuenta la historia y la filología clásica,  nuestros responsables educativos están «más ocupados en potenciar en secundaria y en la universidad temas aparentemente más rentables, como empresariales, turismo o gastronomía, frente al combustible intelectual».

Una andanada dirigida a quienes el filósofo Emilio Lledó llama «futurólogos de la nada». Andanada que muy bien puede dirigirse igualmente a aquellos otros que, con cortedad de miras y obsesionados por borrar el pasado colectivo más allá de hace un siglo, prefieren inspirarse en los dramas televisivos de cierta ala de la Casa Blanca,

CODA FINAL

 

Las fotos que ilustran esta reseña fueron tomadas en la exposición «El mundo de Giorgio de Chirico. Sueño o realidad», en CaixaForum Madrid, 2017/18. El pintor italiano reflexiona sobre el inconsciente y los sueños. «El inconsciente colectivo tiene un buen número de símbolos de larga pervivencia, a partir de las bases ya sentadas del conocimiento anterior», dice Hernández de la Fuente.

 

ARTÍCULO RELACIONADO

Sócrates enamorado, o el sabio que un día fue joven

 

 

Gracias por dejar tu comentario y compartir esta nota en tus redes Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Tengo más de 30 años de experiencia en comunicación. He convertido mi pasión, el Storytelling, en mi trabajo. Ayudo, por eso, a empresarios, emprendedores y profesionales a definir su Identidad, descubriendo su historia. Soy Coach de Storytelling y Marca Personal. Soy un infatigable lector. Me apasionan la novela negra, el jazz y la ópera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *