La empresa sensual, o cómo generar emociones

empresa-sensual-como-generar-emociones

LA EMPRESA SENSUAL.  Jesús Vega de la Falla,  Empresa Activa. Ediciones Urano, 2008.

La empresa sensual es aquella que seduce y enamora a clientes, empleados, proveedores e inversores, la que saca lo mejor de las personas. Jesús Vega de la Falla

El que fuera primer presidente de Apple, Mike Markkula, entendía que la gente juzga los libros por las portadas. Esta fue una de las bases sobre las que Steve Jobs erigió toda su estrategia de marketing y comunicación, que ha convertido cada objeto de la manzana en un objeto de deseo. En la línea de lo que dijo Markkula, La empresa sensual, libro que hoy traigo aquí es, ya desde el título, invita al menos a hojearlo (y ojearlo)

  • Por un lado, el título atrae: considerar a la empresa como dotada de sensualidad es, cuando menos, una provocación.
  • Por otro, éste es un libro de empresa. ¿Cómo aceptarán las tesis del autor de este libro, Jesús Vega de la Falla, los habituales lectores de los libros que pueblan la sección de literatura empresarial? Ésta es la segunda provocación.

El autor no es ajeno al mundo empresarial. Todo lo contrario. “Lo que digo lo he vivido”, dice Jesús Vega, quien ha sido director de RRHH del grupo Inditex (o sea, el universo Zara) en los momentos de su gran expansión mundial, y ha trabajado en el Banco de Santander y Hewlett-Packard.

Este es un libro de empresa que pretende

Llegar al corazón y no sólo a la cabeza. Jesús Vega de la Falla

Si entre las empresas sensuales que Vega de la Falla analiza son Apple, Zara, Virgin, Google y Starbucks, podemos entender por donde camina el libro.

Cómo ser una empresa sensual

empresa-sensual-jesus-vega

La empresa sensual se centra en las personas, en el elemento humano: clientes, proveedores, empleados, accionistas y proveedores. Este modelo de empresas estudiados, apostó desde su creación por los intangibles, porque son los intangibles los que nos hacen humanos, los que nos conectan con las emociones, los que nos llegan al alma.

La creación de lazos emocionales entre las empresas y sus clientes genera un círculo virtuoso que tiene impacto directo en la cuenta de resultados. La empresa sensual necesita menos inversión en publicidad y es mejor recordada.

Como creaciones humanas que son, las empresas puede convertirse en empresas sensuales utilizando las mismas armas de la personas: la inteligencia (en el caso de la empresa, inteligencia colectiva, inteligencia común. el problema es de todos, la solución es de todos) la voluntad, la coherencia y la sensibilidad de quienes las lideran.

Adaptarse a la nueva sociedad

La empresas son hoy instituciones con “excesiva solemnidad”, que se ajustan a modelos que ya no son válidos en el nuevo medio en el que viven. Se hace necesario, por tanto, adaptarse a los nuevos tiempos y a los nuevos gustos y estilos de los consumidores. El proceso para que una empresa se convierta en empresa sensual, lo explica Jesús Vega en tres partes y un epílogo, en los que la relación empresa-cliente se asemeja a una relación de pareja.

PRIMERA PARTE. Aquí se explica que hemos entrado en una nueva era: la era de la libertad: libertad social, libertad del consumidor y libertad del trabajador.

Disfrutar de libertad y de numerosas oportunidades no podría ser posible sin “la igualdad de oportunidades para casi todos”: en lo social (Medios de comunicación y tecnología), como consumidores y como trabajadores. Estos factores crean una sociedad más compleja, más competitiva y más hedonista.

La SEGUNDA PARTE de este ensayo, está dedicada a los atributos de la Empresa Sensual. Jesús Vega destaca los siguientes:

  1. El valor de la imagen, donde se incluyen la imagen de la empresa, las de sus sedes y la de sus profesionales
  2. El toque personal
  3. La atención por el detalle
  4. El punto de venta
  5. El diseño del producto
  6. La inteligencia y que ésta se convierta en el material genético de la dirección, para lo que es necesario generar un entorno de libertad, desterrar el miedo y enseñar con el ejemplo
  7. La personalidad que se nutre de la jovialidad (en el sentido de la permanente evolución), la humildad
  8. La confianza
  9. La pasión

TERCERA PARTE. Ha llegado el momento de actuar, el momento de seducir. A cómo hacerlo están dedicadas las páginas finales de La empresa sensual. La compra de uno de los productos o servicios ofrecidos son el comienzo de una relación, y como tal hay que gestionar sus diferentes fases:

  • El nacimiento del deseo y la gestión de su más peligrosos enemigos: el éxito y la complacencia;
  • El momento de la seducción, mirando a los ojos, con generosidad, intensamente, tratando las personas de forma única y directa, y siendo única autentica. Todo ello bajo el paraguas de una buena historia de seducción.
  • Y la más difícil de todas: el mantenimiento de la pasión, la huida de la rutina.

Y el EPÍLOGO:

Las reglas del juego han cambiado. Las empresas que se han dado cuenta, utilizan su sensibilidad y su sensualidad, para llegar más y mejor a las personas que se encuentran en su entorno. Y por ello son admiradas. Jesús Vega de la Falla

Y lo siguen siendo, aunque hayan pasado media docena de años desde que el libro fue publicado.

 

Tengo más de 25 años de experiencia en comunicación.
Desde hace 5 años he convertido mi pasión en mi trabajo: el Storytelling. Ayudo a empresarios, emprendedores y profesionales a definir su Identidad descubriendo su historia. Soy Coach de Marca Personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *