Lenguaje corporal no verbal. El poder de la presencia

lenguaje-corporal-no-verbal-poder-presencia

El lenguaje corporal ejerce una especial fascinación en la psicóloga social Amy Cuddy . Lo demostró con creces en su charla TED de 2012, en Edimburgo. Es la segunda charla más vista en el mundo. Con el libro El poder de la presencia  viene a refrendar aquel éxito. Tal fascinación es consecuencia de su propia historia.


Índice

  • Aprender de nuevo
  • Lenguaje corporal no verbal
  • Cambios paulatinos, pasos de bebés
  • Con permiso, una moraleja final

EL PODER DE LA PRESENCIA, Amy Cuddy. Ediciones Urano, 2016

 

La presencia es el estado de ser conscientes de nuestros verdaderos pensamientos, sentimientos, valores y potencial, y ser capaces de expresarlos sintiéndonos a gusto. Cuando nos sentimos presentes, nuestras palabras, expresiones faciales, posturas y movimientos están en armonía. Se sincronizan y centran. –Amy Cuddy

Aprender de nuevo

Alrededor de las cuatro de la madrugada, en una meseta muy oscura, desnuda y solitaria, en medio de Wyoming, el coche que conducía la amiga de Amy Cuddy se salió de la carretera. Ella dormía en el asiento trasero. Salió despedida. Se quedó tirada en la carretera. Tenía 19 años. Sufrió una conmoción cerebral, una lesión axonal difusa (LAD). «Ya no eres el mismo tras sufrir una LAD— dice Amy—. Cómo piensas, cómo sientes, como te expresas, respondes e interactuas. Todo estos aspectos cambian en ti».

Amy tuvo que aprender de nuevo a aprender. Aún así, consiguió licenciarse cuatro años después que sus compañeros, en la carrera que le gustaba, psicología. La lesión que había sufrido la llevó a especializarse en el estudio de la presencia.

El poder de la presencia es, en primer lugar, un texto muy documentado. Prueba de ello son las más de 300 notas al pie que suponen casi otros tantos estudios científicos (se incluyen los de dos universidades españolas) que aseveran sus afirmaciones. la autora relata, además, muchas historias. Y la suya propia, cuyos inicios he contado más arriba. Ofrece también entrevistas con artistas. Destaca especialmente la conversación con la actriz Julianne Moore.

La enorme cantidad de interacciones que Amy Cuddy tuvo de personas de todo el mundo tras aquella charla, la llevó a escribir El poder de la presencia. Muchos de esos correos y cartas aparecen recogidos en este libro. En él demuestra científicamente todo lo que condensó en aquellos emocionantes 21 minutos ante un público enfervorecido.

Este libro no es, sin embargo, un manual para interpretar el lenguaje corporal. Es una explicación de cómo nos comportamos y por qué. Pero sobre todo, y esto es lo mejor, qué podemos hacer para conseguir estar presentes cuando más lo necesitemos. ¡Y en solo dos minutos!

Lenguaje corporal no verbal

El poder de la presencia trata de responder básicamente a tres preguntas. La primera es, ¿nuestro lenguaje corporal no verbal define lo que pensamos y sentimos sobre nosotros mismos? Y la segunda, ¿es posible que nuestro cuerpo haga cambiar nuestra mente? No desvelo ningún misterio al decir que la respuesta a las dos preguntas es sí. Esta afirmación conduce a la tercera pregunta. ¿Puede esto cambiarnos significativamente? De nuevo la respuesta es sí.

El cuerpo influye en la mente. La mente afecta al comportamiento. Y el comportamiento puede alterar los resultados. Por ejemplo, los resultados de una entrevista de trabajo, de una cita importante, de una reunión, de un momento particularmente estresante. Solo hay que hacer unos sencillos ejercicios, para estar presentes. Adoptar posturas, cambiar gestos. La presencia nos da el poder para estar la altura en esos momentos.

Además, la presencia no es un estado constante. No es una cuestión de todo o nada. Es de lo más normal perderla. Por eso es necesario aprender a estar presentes. En el capítulo noveno se definen cuales son esas posturas para mantenerse presente. Este capítulo complementa al sexto, titulado «Encorvar la espalda, unir las yemas de los dedos y el lenguaje corporal».

Cambios paulatinos. Pasos de bebé

Con sencillos pasos se irán produciendo en nosotros grandes cambios. Lo que Amy Cuddy, profesora en la Escuela de Negocios de Harvard, define como «prepararse adoptando una postura de poder».

A estos cambios está dedicado enteramente el capítulo décimo del libro. Con un título tan sugestivo como interesante es su contenido. «Un pequeño empujón: el impulso que acaba creando grandes cambios». Cambios paulatinos, pasos de bebé, como los llama Amy Cuddy. Empujones hasta ser la mejor versión de ti. A cada empujón nos sentimos más satisfechos, más poderosos, más presentes. Y haciendo solamente una cosa,  cambiando nuestro lenguaje corporal, para ser auténticos.

La presencia es una cualidad que viene de creer y confiar en ti, en tus sentimientos auténticos y sinceros, en tus valores y tus aptitudes. – Amy Cuddy

Con permiso, una moraleja final

La noche anterior a su examen tras el primer año de doctorado, Amy Cuddy quiso abandonar. Su tutor no se lo permitió. Vas a seguir, le dijo. Y vas a fingir. Y cuando el miedo te paralice, vas a fingir. Eso fue lo que Amy hizo, fingir hasta que se lo acabó creyendo. En El poder de la presencia se dice que la frase más citada de la charla de TED es

No lo finjas hasta conseguirlo, fíngelo hasta serlo.– Amy Cuddy

Este libro trata precisamente de esto, de ir progresando a base de empujones hasta ser nuestra mejor versión. No se trata de engañar a los demás, sino de engañarnos a nosotros mismos un poco, hasta sentirnos poderosos

Céntrate menos en la impresión que das y más en la impresión que te llevas de ti.– Amy Cuddy

Amy Cuddy, una psicóloga social apasionada por el lenguaje corporal. Una mujer que luchó por conseguir su claridad mental.  Y que, además, ha tenido que estudiar muchísimo más que los demás.

¿Quieres comentar este artículo? Compartir es regalarEmail this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Tengo más de 25 años de experiencia en comunicación. Desde hace 5 años he convertido mi pasión en mi trabajo, el Storytelling. Ayudo a empresarios, emprendedores y profesionales a definir su Identidad descubriendo su historia. Soy Coach de Marca Personal. Me apasionan la novela negra y el jazz, y soy un infatigable lector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *