El arte de presentar

El-arte-de-presentar

EL ARTE DE PRESENTAR. Gonzalo Álvarez Marañón, Gestión 2000. 2012.

En uno de los muchos cursos que ha realizado, tuve como formadora a una “profesora universitaria, experta en calidad.” Así se presentó el primer día ella misma. Se sentaba en su mesa, encendía el ordenador y proyectaba su Power Point. Cada diapositiva era una maraña de fotos insulsas y de textos, que abarcaban desde el extremo superior izquierdo de la pantalla al extremo opuesto. Sus explicaciones consistían en leer estos textos, literalmente. Por correo electrónico nos enviaba estas mismas presentaciones como apuntes del curso. ¿Cabe mayor despropósito?

No recuerdo clases más aburridas en toda mi vida. Ni dinero ni tiempo tan mal invertidos.

Blanco y negro en un mundo de color

Cuando tuve por primera vez en mis manos El arte de presentarsentí la misma sensación que cuando me senté para ver la película The Artist: estaba ante dos obras desafiantes. O sea, algo parecido a la “vaca púrpura” de la que hablaba Seth Godin. Una cita de este escritor es, precisamente, con la que se abre el Arte de presentar de Gonzalo Álvarez Marañón:

un artista es alguien cuyo coraje, intuición, creatividad y valentía desafían el status quo

The Artist lo hizo en su momento y el libro de Gonzalo Álvarez también: en un mundo de color, estas obras están presentadas en blanco y negro. Ambas desafían.

Planificación y estructura: ¿Qué necesita la audiencia?

Sin prólogos ni introducciones, el libro de Álvarez Marañón va desde el principio directo al grano. Dos ideas clave: una presentación ha de ser fuente de inspiración y provocar el cambio en los asistentes. El subtítulo del libro tampoco deja lugar a la duda: Cómo planificar, estructurar, diseñar y exponer presentaciones. O sea, una presentación es la culminación, la consecuencia de las tres acciones anteriores. Y esta es una diferencia más que apreciable (y digna de agradecer) respecto a los manuales al uso, centrados casi exclusivamente en el hecho mismo de la presentación.

Para Gonzalo Álvarez, una presentación se construye sobre tres pilares sólidos: contenido, diseño y exposición. La eliminación de cualquiera de estas tres patas, provocará que no se alcancen los objetivos de cualquier presentación:

  1. Conectar con la audiencia. En tres ámbitos: intelectualmente, emocional y ético.
  2. Dirigir y mantener la atención.
  3. Fomentar la comprensión y el recuerdo.

Se observa con claridad que este libro es fruto de:

  • El estudio de una extensa bibliografía, fundamentalmente de inspiración anglosajona, como no podía ser de otra manera. Nos sacan varios cuerpos de ventaja.
  • La dilatada experiencia de su autor como formador en este campo.

El arte de presentar está claramente enfocado a plantear una presentación centrada en la audiencia. Por esta razón, este libro incide en las dos fases iniciales ya apuntadas: la planificación y la estructura, a las que está dedicado el cincuenta por ciento del texto. Se ofrecen abundantes consejos y técnicas para conocer, escuchar y motivar al público asistente.

Diseño y exposición

portada-arte-presentarNo resultan menos interesantes los varios capítulos dedicados a los fundamentos del diseño de dispositivas. Desde el tipo de fuentes a la utilización de fotografías, y cómo han de distribuirse éstas, los textos y los gráficos. Se ofrecen variados ejemplos de presentaciones reales y, al lado, diseños mejorados.

Los capítulos finales de El arte de presentar están dedicados a la culminación de todo el proceso: la presentación. Gonzalo Álvarez propone esta sugerente metáfora: la armonía sinfónica de los mensajes verbales, paraverbales (voz, timbre, pausas, etc.) y el lenguaje corporal.

El arte de presentar tiene un bonus extra. Se completa a diario, con las aportaciones que se realizan en el blog de la página homónima.

El arte de presentar es un libro de cabecera. Una fuente de inspiración para quienes nos dedicamos a exponer en público. Me he permitido recomendárselo a aquella profesora de la que hablé al inicio de esta reseña.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Resonancia: el héroe es el público
Hablar en público, una habilidad social y profesional primordial

SI QUIERES AMPLIAR:

El arte de cautivar, Guy Kawasaki, Gestion 2000, 2011

Foto Superior: Pablo Alzaga para Know Square

Compartir es regalarShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Email this to someone
Tengo más de 25 años de experiencia en comunicación.
Desde hace 5 años he convertido mi pasión en mi trabajo: el Storytelling. Ayudo a empresarios, emprendedores y profesionales a definir su Identidad descubriendo su historia. Soy Coach de Marca Personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *