ADN emprendedor: ¿existe el gen del emprendedor?

Los emprendedores tienen una función fundamental en la economía global. Al crear negocios nuevos, generan empleos, aumentan la actividad económica e impulsan la innovación.

A finales de los años noventa el siglo pasado, Jesús Encinar buscaba piso. Miraba hacia los balcones. Se detenía a preguntar a los porteros de las fincas. Anotaba los números de teléfono colocados en la puerta de las panaderías.

En sus viajes a Estados Unidos habían visto portales inmobiliarios americanos. Aquí en España, eso no se “había inventado” aún. No conocía el sector inmobiliario.  Tampoco  lo conocía su hermano Fernando. Juan había encontrado casa en Estados Unidos gracias a aquellos portales.

Mirábamos aquellas webs americanas con ojos de usuario. Tienes que solucionar el problema del usuariodice Jesús Encinar.

La historia que cuenta Encinar, me hace recordar que yo, por aquellas años, también buscaba cambiarme de casa.

Yo acudía a lo que entonces tenia a mi disposición, la web Segunda Mano. Pisos ordenados por zonas y por precios. Así, cuando quería ver uno de los pisos anunciados, me solía encontrar en la cola a las misma personas. Los que habíamos hecho la misma búsqueda. Nos saludábamos. Y nos mirábamos con recelo, porque no había amigos cuando se trataba de competir por quedarnos con uno de ellos. Poca oferta, mucha demanda y precios altos. Sin posibilidad de regateo.

Buscar piso era una aventura en aquellos años. Internet no era entonces lo que es hoy, el uso del teléfono móvil no estaba tan extendido ni por supuesto Internet estaba incorporado en el teléfono. Coincidí varias veces con una chica. Iba en una moto. Me contó que llamaba desde una cabina telefónica a su novio  y este le facilitaba las direcciones de refresco que iban apareciendo en Segunda Mano.

En las  cabezas de los hermanos Encinar, una idea iba tomando cuerpo. En el verano del año 2000 recopilaron los carteles de las panaderías, los de la farolas y los de los balcones. Y comenzaron a dar soluciones al problema que teníamos todos los que, en aquellos años, buscábamos piso. Centralizaron y organizaron en una web toda aquella información desperdigada.

En aquellos años, yo encontré piso. Y los hermanos Encinar encontraron un negocio: idealista, el portal inmobiliario líder en España. Los hermanos Encinar no sólo vieron la oportunidad, sino que supieron encontrar la manera de beneficiarse de ella. Yo solucioné mi problema, encontré piso. Ellos solucionaron el de miles de usuarios. Les ayudaron a encontrar piso.

Me surgieron dos preguntas: ¿Qué hace que una persona vea una oportunidad donde los demás sólo vemos un problema? ¿Hay un gen específico para el espíritu emprendedor?

ADN emprendedor, ¿existe gen del emprendedor?

Esta es la pregunta que se formuló la consultora Ernst& Young en 2011. Entrevistaron a casi setecientos emprendedores en todo el mundo.  No encontraron el gen del emprendedor. Estos son los cinco hallazgos claves.

1. Los líderes emprendedores se hacen, no nacen
2. Ser emprendedor pocas veces es una decisión de una sola vez

La mayoría de los encuestados eran «emprendedores en serie». Es decir, habían lanzado al menos dos compañías. Quien lanza más de un proyecto aprende valiosas lecciones sobre cómo hacer que un negocio nuevo sea más exitoso. Juan Encinar después de lanzar idealista.com, puso en marcha 11870.com, una red social que ha resultado ser otro negocio de éxito.

3. La financiación, la gente y los conocimientos son las principales barreras para que los emprendedores alcancen el éxito

El más común es la falta de financiación.

4. Los emprendedores comparten características en común

Los emprendedores generalmente muestran una combinación de comportamientos y actitudes. Una creencia de que los sucesos son el resultado directo de las acciones o comportamientos propios de una persona.

5. Las compañías tradicionales pueden aprender de los líderes emprendedores

Ofrecer incentivos a los trabajadores y alentar la innovación son buenos puntos de partida.

Mapa del ADN emprendedor, una visón del mundo

El trabajo realizado por la consultora Ernst& Young, permite elaborar un Mapa del ADN del emprendedor. En el corazón del Mapa aparecen dos conceptos antagónicos, aunque complementarios:

  • Por un lado, la actitud hacia el riesgo y el fracaso. El emprendedor está proponiendo cosas que antes no se hicieron o que se hicieron de manera diferente. Riesgo y tolerancia al fracaso son dos conceptos clave.
  • Por otro, la mentalidad oportunista. El emprendedor vive en permanente estado de alerta. Por eso ve oportunidades donde otros solo ven problemas.

 

Mapa del ADN emprendedor. Pulsa sobre la imagen para verla a mayor tamaño.

Del corazón del Mapa salen seis guías de acción que los emprendedores viven todos los días:

  1. Pasión
  2. Perseverancia
  3. Capacidad de trabajar con un equipo
  4. Seguir sus instintos, crear una “cultura de éxito”
  5. Olfato para encontrar nichos y brechas en el mercado
  6. Enfocarse en crear un ecosistema para sustentar su proyecto

Finalmente, el elemento medular del emprendedor es su manera de ver el mundo y su capacidad para actuar con base en esa visión.

 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Emprendedoras: un reto personal
El emprendedor camuflado

 

Juan Encinar relata esta historia en el encuentro Par de Ases, organizado por la revista Emprendedores, en el que dos emprendedores del éxito que cuentan su experiencia.

Emprendedores y Marca Personal

emprendedor-marca-personal

El lenguaje es acción. De acuerdo a las palabras que utilicemos formamos nuestro pensamiento. Desde diferentes ámbitos y estamentos de la sociedad, se intenta conformar nuestro pensamiento a través del lenguaje. La crisis económica ha traído a la palestra dos palabras que no formaban parte de nuestro habitual vocabulario, porque definían conceptos alejados del imaginario colectivo español. Se pronuncian casi con veneración: emprendedor y emprendimiento.

Si busco entre mis recuerdos, no consigo encontrar un momento de nuestra historia reciente en que se haya hablado tanto de emprendedores como en la última década. Comoquiera que ésta puede ser una apreciación subjetiva, apunto algunos hechos.

  • La palabra emprendimiento no se ha incorporado al DRAE hasta la 23ª edición, que se publicará en octubre de 2014.
  • Diferentes planes de estudios en escuelas de negocios y másteres han incorporado el emprendimiento como asignatura, y proliferan cursos y programas especiales dirigidos, mayoritariamente, a jóvenes que quieran emprender.
  • Se organizan Ferias y Congresos dedicados exclusivamente al emprendimiento.
  • Cada año se publica un considerable número de libros sobre esta materia.
  • Se mantiene en el mercado la revista Emprendedores, en unos momentos en que han desaparecido de los kioscos numerosas publicaciones.
  • Los medios de comunicación ofrecen y, particularmente la publicidad, numerosas historias de emprendedores. En mi percepción, se ofrece una visión en exceso romántica del emprendimiento y los actores son, en la inmensa mayoría, jóvenes guapos, fotografiados en ambientes pastel. La campaña que creo que más se acerca a la realidad es la que ha lanzado el Banco Sabadell. En ella aparecen consagrados emprendedores recordando sus comienzos. Son personas de verdad.

CREADORES DE RIQUEZA

No es este el lugar para analizar ni las medidas propuestas por el gobierno de turno, ni las razones por las que éstas se formulan, pero parece claro que la crisis económica (la coyuntura) está favoreciendo la creación de un ambiente (el contexto) en el que el emprendimiento ha comenzado a verse con ojos muy diferentes.

Y es en este punto donde el lenguaje hace, de nuevo, su aparición (¿de manera perversa?) en escena: es cada vez más frecuente el uso indistinto de los términos “autónomo” y “emprendedor”, cuando no son utilizados de manera errónea.

El historiador argentino y profesor de Historia Económica e Historia de las Empresas, Alejandro Gómez, publicó un excelente ensayo titulado Creadores de riqueza. Emprendedores que cambiaron nuestras vidas (Unión Editorial, 2012). Este libro es un detallado y documentado recorrido por la historia empresarial mundial, desde los mercaderes medievales a los emprendedores tecnológicos. Me permito destacar tres ideas apuntadas por el profesor argentino.

  1. Para este autor, el término emprendedor es sinónimo de empresario.
  2. Acercándose a la tradicional línea anglosajona, abre un camino en la literatura empresarial hispanohablante, considerando al empresario-emprendedor como un innovador imprescindible para el progreso, y no exclusivamente como alguien que sólo busca su propio beneficio. El autor reconoce la mala prensa que tienen los empresarios en el ámbito hispanoparlante. Mientras que el empresario es el villano de la película, el emprendedor es el héroe.
  3. Se contextualiza el surgimiento y la evolución del emprendimiento en su momento histórico correspondiente.

emprendedor-marca-personal-1

 

CONTEXTO NO ES LO MISMO QUE COYUNTURA

Es muy importante para el emprendimiento que se produzca en un determinado contexto, es decir, en función de factores externos que no dependen exclusivamente del emprendedor. Ha de existir un caldo de cultivo, una cultura emprendedora, más allá de la coyuntural (espero y deseo) crisis económica. En España no existe una gran cultura emprendedora, por no decir que es escasa. Ni nuestras actitudes ni nuestros comportamientos son iguales dependiendo del marco en que se produzca un hecho.

Circunstancias coyunturales tales como un despido, un expediente de regulación de empleo o una crisis económica, propician la aparición de un posible emprendedor, el emprendedor obligado. Digo posible, porque no siempre éste, hasta entonces trabajador por cuenta ajena, se convierta en emprendedor, bien porque ha sido despedido, bien porque la empresa para la que trabajaba ha decidido cambiar el tipo de relación laboral. Este trabajador se ve obligado a hacerse autónomo, o si lo prefiere, a autoemplearse. No es realmente un emprendedor, aunque en las estadísticas cuente como tal.

Aunque en España se tienda a asimilar en todos los casos, autónomo a emprendedor, en puridad, no creo que pueda considerarse a un autónomo como un emprendedor. La condición de autónomo no convierte a nadie necesariamente en emprendedor, aunque –de entrada– deba correr riesgos como aquel que emprende. El autónomo o autoempleado se convertiría en emprendedor obligado, sólo en el caso de que decida aprovechar los conocimientos adquiridos y constituir una empresa.

Aquí se inicia el fascinante proceso de la construcción de la Marca Personal.

 

 

 

 

Cómo crear Mapas Mentales

como-crear-mapas-mentales

Cómo crear Mapas Mentales, del profesor británico Tony Buzan, es un libro muy sencillo de leer, pero de una gran utilidad práctica. Un Mapa Mental es la forma más sencilla de gestionar nuestro flujo de información. Un Mapa Mental nos permite una visión global,  nos orienta, y facilita la toma de decisiones.

CÓMO CREAR MAPAS MENTALES. Utiliza al máximo la capacidad de tu menteTony Buzan.  Urano. 2013

 

Los Mapas Mentales han cambiado por completo mi vida, mejorándome. –Tony Buzan

La búsqueda de un tesoro, necesita de un mapa que nos conduzca hasta él. Lo sabemos desde que éramos niños. Estaba escrito en los libros de aventuras. Lo hemos visto en cientos de películas, en las que un trozo de pergamino era el protagonista. Ese pergamino era sí mismo un tesoro para quien lo poseía, y un objeto de deseo para quienes querían conseguirlo.

La aventura de Tony Buzan, autor de Cómo crear Mapas Mentales, empieza en su infancia, cuando sentía que los tradicionales métodos de enseñanza no le ayudaban en su avidez por aprender. Comenzó, en primer lugar, a subrayar textos. La aventura de la búsqueda de su tesoro, continuó en la universidad implementando el sistema mnemotécnico utilizado por los griegos. Eso le permitió tomar apuntes de manera diferente a sus compañeros que seguían utilizando el método lineal tradicional. En la década de los 70, el profesor Buzán consiguió encontrar su tesoro. Dibujó su primer Mapa Mental, mientras grababa un programa de televisión con la BBC.

Un Mapa Mental es de esas cosas que al verlas, piensas,

¡Qué estupenda idea, ¿por qué no se me ha ocurrido a mi?!

El desarrollo de esta idea y cómo llevarla a la práctica, es, en consecuencia, el contenido de Cómo crear Mapas Mentales. En cien páginas, este sencillo manual explica, de manera clara y sencilla, la manera de construir nuestros Mapas Mentales.  Desde el más simple al más complejo.

¿Qué es un Mapa Mental?

Es la forma más sencilla de gestionar el flujo de información que nuestro cerebro recibe a diario. Precisamente, un Mapa Mental de lo que tienes que hacer hoy, es la forma más básica de organizar tu día. En lugar del tradicional sistema lineal de hacer una lista en uno o varios pósits, o en un dietario, la propuesta de Tony Buzan en este libro es que cambies la manera de organizar tus pensamientos y utilizar al máximo tus capacidades mentales.

Cómo crear Mapas Mentales, un libro que alienta tu creatividad

Un Mapa Mental permite al usuario una visión global sobre un área determinada. Orienta hacia donde quieres ir y facilita la toma de decisiones. Y permite descubrir nuevos caminos. Es muy fácil de consultar y de recordar. Y, además, puedes agregar información, evitando así tener varios pósits o varias hojas, con el riesgo de perderlas, o de no tener una visión global sobre un determinado asunto.

mapa-mental-cuadrado

Un Mapa Mental permite que tu imaginación se dispare hasta los límites que tú quieras ponerle. Que realices nuevas conexiones neuronales. Alienta tu creatividad, porque puedes aplicar esta herramienta a cualquier cosa que estimes oportuna.
¿Recuerdas tu época escolar en que un papel en blanco era una invitación a cubrirlo con tus dibujos? ¿Recuerdas los lápices de colores con que dibujabas en aquel papel en blanco?

En consecuencia, para hacer un Mapa Mental, solo necesitas papel en blanco y lápices de colores. Y, sobre todo,  aquella imparable capacidad infantil para permitir que tus pensamientos fluyeran libres.

 

Foto1, Bernardo Martínez-del Rey
Foto 2, tomada del libro Cómo crear mapas mentales