El respeto, o cómo trabajar en equipo

respeto

Respeto procede del latín, respectus, «atención, consideración».

Respetar significa reconocer.  Respetar, en primer lugar, significa que reconozco que existe el otro y que es como es. El respeto comienza por reconocerme a mí mismo. Reconocerse es sentir respeto por mí.

Reconocer significa renunciar a formarme una imagen del otro. Reconocer significa que amo lo real, como soy yo y como es el otro. Amar lo real es alegrarme y beneficiarme de las diferencias que entre ambos existen. No es penetrar el uno en el otro.

Hay que saber sentir, que hay que saber luchar para ganarse el respeto de otros y respetar a esos otros.

—CHAVELA VARGAS

Ese respeto guarda las distancias. No penetra en el otro y tampoco permite que el otro penetre en mí, que me imponga algo o que disponga de mí según su propia imagen. Por eso podemos respetarnos sin pretender nada el uno del otro.

Me alegro de mí mismo tal como soy; me alegro del otro tal como es; y me alegro de las diferencias que existen entre los dos. Es un valor que se aprende desde niños, en casa y en la escuela.

El respeto es convergencia

Si nos necesitamos y pretendemos algo el uno del otro, aún tenemos que reparar en un cuarto aspecto: ¿nos fomentamos mutuamente o bloqueamos el desenvolvimiento de ambos? Si tenemos que reconocer que lo obstaculizamos, entonces el respeto no nos hará converger sino diverger. Por lo que debemos respetar que cada uno pueda y tenga que seguir su propio camino. De este modo, el amor y la alegría mutua más que menguar se profundizan. ¿Por qué? Porque el amor y la alegría son entonces como el respeto: serenos.

Así, de este modo, el respeto nos hace converger. Es fundamental para el trabajo en equipo. Esta manera de trabajar es hoy la manera más habitual de trabajar.

 

¿Quieres trabajar en equipo?

¿Sabes hacerlo?

¿Tienes capacidad para negociar?

¿Consideras que el respeto es básico para la negociación , bien con un cliente bien con el resto de tus compañeros?

¿Qué te impide hacerlo?

¿Cuál será tu primer paso?

 

 

 

Foto superior: Sobre un cómic del dibujante Paco Roca. Foto inferior: De la exposición de trabajos fin de curso alumnos Escuela de BBAA de Ciudad Real

Gracias por dejar tu comentario y compartir esta nota en tus redes Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Avanzando en la confianza

Vivimos en la Era de la Atención, en la que se produce una paradoja, el exceso de información provoca un descenso en la atención.

En este blog aporto lo que considero son mis soluciones. Pero no podrían resultar creíbles mis postulados, si no comenzara por aplicármelos a mi mismo, si no mostrara mi coherencia. Por esta razón, comenzaré por mí mismo.

¿Qué mensaje quiero trasmitir? ¿Cuál es la manera en la que hacer llegar mi mensaje en medio de la barahúnda de mensajes con los que convivimos a diario? Y la pregunta fundamental,  ¿qué quiero fijar en la mente de las personas que se acerquen hasta mí?

Los expertos guías de escalada suizos, diseñan sus rutas en sentido inverso. Es decir, partiendo de la cima, dibujan la subida hasta ella dando pasos atrás desde la cumbre. Para mi la cumbre es definir con una sola palabra mi discurso.

La respuesta es CONFIANZA.

Lo esencial es invisible a los ojos.– Antoine de Saint- ExupéryEl principito,

La confianza es un concepto invisible, un intangible, no se puede tocar, pero existe. O no. Es entonces cuando hay que ganársela. La confianza se asienta en creencias personales, que la soportan como un valor esencial. Una marca ha de asentarse sobre la confianza para quien la ostenta y para quien se acerca a ella para recibir sus servicios. ¿Consumiríamos un producto que no generara en nosotros confianza?

El siguiente paso atrás desde la cumbre es la frase que dé sentido a la palabra confianza.

La frase, a modo de eslogan, es AVANZANDO EN LA CONFIANZA.

El porqué de esta frase está en el japonés, un idioma lleno de símbolos. El concepto de comunicación se compone en japonés de dos kanjis (el alfabeto japonés de símbolos):

El primer kanji, , signfica sabedor, conocedor, camino, ir hacia

El segundo kanji, , signfica honestidad, confianza, pero también forma parte del verbo escribir.

Globalmente, podríamos traducir estos conceptos como «la honestidad del conocedor» y se usa para «comunicación». Pero también hay otras acepciones como la de «avanzar en la confianza».

Por esta razón, el triángulo que forma parte de mi logotipo, se gira hacia la derecha. Se obtiene así el símbolo del «Play»con el que los aparatos electrónicos, nos invitación a la acción.

Así, en japonés, «comunicación», se correspondería con la palabra tsūshin (el símbolo sobre la u significa que es larga, se lee «tsuushin»), que en kanji es así: 通信.

Esto es lo que me contó mi amigo Javier Picazo, desde Tokio, donde ejerció como corresponsal de la Agencia EFE.

 

 

Gracias por dejar tu comentario y compartir esta nota en tus redes Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin