La disciplina de emprender

La-disciplina-de-emprender

LA DISCIPLINA DE EMPRENDER. Bill Aulet. Lid Editorial. 2015

Un emprendedor es, ante todo, un agente de comercialización. Bill Aulet

La disciplina de emprender es un caja de herramientas cuyo objetivo es que tanto las personas que emprenden por primera vez como los emprendedores experimentados puedan construir grandes empresas que creen nuevos productos innovadores.

¿No tienes la sensación de que la palabra disciplina está corrompida? La asociamos a tortura, a algo que no es insoportable hacer. Nada más lejos de la realidad. Etimológicamente, disciplina procede del latín discipulus, el que está impulsado a aprender. Un discípulo requiere necesariamente de maestro, y este es el papel que tiene Bill Aulet en este libro. Las clases que imparte en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, el MIT, son la base de este libro. Con un objetivo: la innovación, entendida esta como el producto del invento por la comercialización.

Si  no hay comercialización, no hay innovación

Con el magnifico arte didáctico y expositivo de los grandes profesores norteamericanos, Bill Aulet  desmitifica el fenómeno del emprendedor como una especie de héroe moderno nacido para la explotación de una gran idea.

En estos tiempos en lo que se tiene al emprendedor , y muy particularmente en España, como un súper héroe, alguien que se eleva por encima de los villanos –las más de las veces los empresarios–, este libro –un manual, en realidad–  explica que a emprender también se aprende: se facilitan los 24 pasos para poder lanzar al mercado productos de una forma más eficiente.

Tres mitos habituales pero equivocados

En este manual, Bill Aulet tres ideas habituales que, a su juicio, deben desaparecer:

  1. El primer mito es que una sola persona es la que crea la empresa. Bill Aulet: Son los equipos los que crean empresas.
  2. El segundo mito es que todos los emprendedores son personas carismáticas y que su carisma es uno de los factores claves del éxito. Bill Aulet: más que tener carisma, los emprendedores necesitan ser eficaces comunicando, seleccionando personas y vendiendo.
  3. El tercer mito es que hay un gen emprendedor. Bill Aulet: el gen físico no se ha encontrado. En realidad hay capacidades unas capacidades reales que aumentan la probabilidad de de tener éxito que son la dirección de equipos, la capacidad comercial y la capacidad para tener una idea y llevarla a cabo. Estas capacidades se pueden aprender.

A emprender también se aprende.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Emprendedoras, un reto personal
Emprendedores y Marca Personal
Yo también puedo emprender, aunque no sea Steve Jobs

 

Tengo más de 25 años de experiencia en comunicación.
Desde hace 5 años he convertido mi pasión en mi trabajo: el Storytelling. Ayudo a empresarios, emprendedores y profesionales a definir su Identidad descubriendo su historia. Soy Coach de Marca Personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *