Sócrates. Y este crack ¿te suena?

¿Y si ese crack llamado Sócrates no hubiera existido? ¿Y si hubiera sido solo una invención de Platón, necesitado de crear un personaje para componer sus Diálogos?

Más de una vez lo he pensado.

También habló de él Jenofonte, me puede decir algún experto en filosofía clásica.  Sí, pero es que Jenofonte fue discípulo de Platón. Ni quitaba ni ponía filósofo, pero ayudaba a su maestro.

¿Y Aristófanes? Pues puso a caldo al filósofo en su comedia Nubes. ¿Acaso estaba sugiriendo que Sócrates estaba «en las nubes»? Avanzando unos cuantos siglos, ¿se inspiró Dante en Nubes para enviar al limbo a Sócrates, a Platón y a Aristóteles? Allí colocó igualmente el poeta italiano  a Homero y a Electra.

De la vida de Sócrates no conocemos casi nada. Y todo porque no escribió ningún libro. Normal, si tenemos en cuenta que no sabía escribir.

Me tomo una licencia poética (e histórica), Sócrates hoy no sería nadie. En la Era del Conocimiento en la que vivimos, no eres nadie si no tienes un blog, y mucho menos si no has escrito un libro. Simplemente, no cuentas.

Y ESTE CRACK ¿TE SUENA? Raquel Roca.  Alienta, 2014

 

Hay grandes seres humanos capaces de motivar, inspirar y animarnos a todos a seguir adelante.–Juan Merodio

No lo digo yo. Lo dice Juan Merodio en el prólogo del libro de Raquel Roca, Y este crack ¿te suena?

Peces de colores

¡Vaya si ha aportado a la sociedad el griego preguntón! Sócrates sigue reinando después de muerto. ¡Veinte siglos después! Nos ha inoculado el gusanillo de la pregunta. Nos ha tatuado en el cuerpo el signo de interrogación. Y cito aquí a Diana Orero, autora de Inspiritismo, porque la cita Raquel Roca. «Los signos de interrogación son un arma de destrucción masiva», escribió Diana Orero.

el-crackEn Y este crack ¿te suena?, Raquel Roca pone en el mapa a casi centenar y medio de expertos españoles 2.0 que tienen como visión hacernos la vida (laboral) más fácil. Son los personajes de Raquel. Personajes en la doble acepción que la RAE da a esa palabra: «persona de distinción» y «cada uno de los seres humanos que intervienen en una obra literaria»

Ya estaban en la nube de Internet (¿acaso el nuevo limbo?). Ahora están juntos en esta guía de «grandes profesionales, a los que acudir para seguir formándose», como los define Raquel Roca. Y este libro es  un puente entre ellos y quien quiera mejorar laboralmente. Y aquí me permito hacer una reflexión personal. Para mejorar laboralmente, antes has de hacerlo personalmente, Eso sí que es auténtica «conciliación» laboral.

Cracks e insomnio

Para una fácil localización, estos profesionales, Raquel Roca los ha dividido por las áreas en las que destacan. Búsqueda de empleo y carrera profesional, marketing y comunicación, negocios digitales, liderazgo, economía y finanzas, y tecnología. Todos están convenientemente etiquetados, con las palabras clave para encontrarlos, sus libros y sus mejores posts, y los vídeos que los han aupado.

O sea, que no hay solo cracks en el ámbito deportivo. También los hay en el 2.0. «Profesionales de extraordinaria calidad –dice la autora–. Estos personajes tienen la cualidad de ayudar a prepararte y poder aprovechar mejor el cambio. La mejor manera de distinguirse entre esos mismos peces de colores que pueblan nuestras peceras laborales».

Si a Goya, el sueño de la razón le producía monstruos, Raquel Roca confiesa que el “insomnio” fue lo le inspiró este libro.

¿Qué te impide tomar las riendas y montar «el caballo que destaca en la carreras», que es la tercera acepción de crack en el diccionario?

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Y tú, ¿qué marca eres?
Inspiración. La llama que enciende el alma
Aprendiendo de los mejores

 

Compartir es regalarShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Email this to someone
Tengo más de 25 años de experiencia en comunicación. Desde hace 5 años he convertido mi pasión en mi trabajo, el Storytelling. Ayudo a empresarios, emprendedores y profesionales a definir su Identidad descubriendo su historia. Soy Coach de Marca Personal. Me apasiona el jazz y soy un infatigable lector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *